SÁBADO, 23 de marzo 2019, actualizado a las 12:02

SÁB, 23/3/2019 | 12:02

MASCOTAS

Las mascotas necesitan refugiarse durante la pirotecnia de Nochevieja

Ante el miedo que experimentan las mascotas con el lanzamiento de los fuegos artificiales con motivo de la entrada al año nuevo, los veterinarios recomiendan habilitar un espacio en el hogar donde el animal pueda sentirse seguro

GALERIA

Las mascotas necesitan refugiarse durante la pirotecnia de Nochevieja

Ante el miedo que experimentan las mascotas con el lanzamiento de los fuegos artificiales con motivo de la entrada al año nuevo, los veterinarios recomiendan habilitar un espacio en el hogar donde el animal pueda sentirse seguro

Javier López Villajos - 28-12-2018 - 10:00 H

Con la inminente llegada de la Nochevieja, los petardos y los fuegos artificiales inundarán las calles a modo de celebración del año nuevo. Intensos ruidos que suelen atemorizar a las mascotas, que somatizan esta ansiedad con la tendencia a esconderse o huir, taquicardias, diarrea, vómitos, y en algunos casos, llegan a la autolesión, tal y como informan los expertos del Colegio de Veterinarios de Valencia.

Rosana Álvarez Bueno, directora de Etolia, indica que el problema llega cuando el nivel de reacción sobrepasa al del propio estímulo, una fobia que bien puede heredarse o surgir ante una exposición repetida a dicho estímulo, el cual también puede suponer una experiencia traumática para el animal.

Y es que, según los profesionales del Hospital Veterinario Puchol, es vital anticiparse a este miedo desproporcionado que experimenta el animal, comenzando con una terapia de sensibilización previa al disparo de los fuegos artificiales.

Para ello, la experta en etología veterinaria considera que es fundamental proporcionar al perro un entorno seguro al que pueda acudir a refugiarse. Este lugar puede ser cualquier rincón del hogar como debajo de la cama, el baño, un trasportín o simplemente estar tapado bajo una manta. Zonas que habrá que acondicionar bajando las persianas y cerrando las ventanas, mientras se crea un ambiente de iluminación moderada y se camuflan los ruidos con música o el sonido de la televisión.

Con todo, los profesionales del Colegio de Veterinarios de Sevilla recomiendan que para la noche del 31 de diciembre se evite salir a la calle o, en caso contrario, optar por dar un largo paseo alrededor de zonas poco transitadas con el objetivo de que el animal llegue cansado a casa. Los expertos del Hospital Veterinario Vetsia hacen hincapié en comprobar que ni el collar ni la correa se pueda soltar ante el estallido repentino de un petardo o cualquier otro elemento pirotécnico, además de que el perro esté debidamente identificado en caso de extravío.

Una vez en el hogar, los veterinarios resaltan la importancia de no sujetar, bloquear o calmar al animal durante la manifestación de los síntomas nerviosos. Tan solo instan a que los dueños acompañen en todo momento al animal y que bajo ningún concepto se le castigue por las reacciones que tiene, ya que ante todo el propietario debe transmitir tranquilidad a la mascota mediante sus gestos y su tono de voz. 

Y si pese a todo, el animal no puede controlar su estado de nervios, los expertos recomiendan acudir a un centro veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.