MIÉRCOLES, 17 de julio 2019, actualizado a las 8:56

MIÉ, 17/7/2019 | 8:56

MASCOTAS

Resolver el orden jerárquico causa agresividad en los perros

Una investigación internacional revela el esfuerzo de los perros para escalar socialmente y que los ejemplares que se encuentran en el centro de la jerarquía de dominancia presentan mayores niveles de agresividad

GALERIA
Las jerarquías ejercen un papel fundamental, ya que gracias a ellas los animales conocen su lugar sin tener que pelear.

Resolver el orden jerárquico causa agresividad en los perros

Una investigación internacional revela el esfuerzo de los perros para escalar socialmente y que los ejemplares que se encuentran en el centro de la jerarquía de dominancia presentan mayores niveles de agresividad

Alfonso Neira de Urbina - 08-07-2019 - 14:34 H

Es comúnmente conocido que los perros que se encuentran en la cumbre jerárquica de las manadas reafirman su dominio. Ahora, un equipo de científicos ha investigado a un grupo de perros mestizos —que vagaban libremente por las calles de Roma— y han encontrado altos niveles de agresividad en los ejemplares que se encuentran en el centro de la jerarquía de dominancia.

Los resultados de la investigación, asimismo, revelan la existencia de unos costos inevitables a la hora de ascender en la jerarquía de las manadas y mejoran la compresión del cómo surgen los beneficios de la formación de jerarquías en las sociedades animales.

A este respecto, la mayoría de las teorías predicen una mayor agresividad cuanto más alto se está en la escala. Sin embargo, los investigadores han descubierto que la dificultad de resolver el orden jerárquico —en las capas medias— lleva a la agresividad.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio realizado por la Universidad de Exeter y los servicios veterinarios de la Azienda Sanitaria Locale (ASL) – Roma 3 —las ASL son entes públicos de la administración italiana para la prestación de servicios de salud—.

“Nuestros resultados revelan el inevitable coste de escalar en la jerarquía”, ha señalado Matthew Silk, del Instituto de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Universidad de Exeter, quien ha añadido: “en medio de la jerarquía, donde es más difícil predecir qué animal debe dominar, vemos mucha agresividad”.

Por su parte, el profesor universitario Robbie McDonald, también de la Universidad de Exeter, ha explicado que “pelear por la comida y las parejas, gasta energía y tiempo y provoca lesiones, por lo que las jerarquías juegan un papel importante, porque los animales conocen su lugar sin necesidad de luchar”.

El estudio de un año de duración examinó a una manada de 27 perros mestizos que vagaban libremente por las calles de Roma, unos animales cuya jerarquía estaba basada en la edad y el sexo, con adultos dominando sobre los perros jóvenes y machos dominando sobre las hembras.

"Aunque las peleas dentro de un grupo social de perros en libertad suelen caracterizarse por una agresión de baja intensidad, la mitad de la jerarquía está formada por jóvenes de talla y edad similares, para los cuales no es definitivo y su desafío es ganar rango”, ha explicado Simona Cafazzo, de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena.

Esta investigación, en cierto sentido, remarca la relación entre el perro y el lobo. "Nuestros resultados confirman que estos perros tienen una jerarquía de dominación clasificada por edad similar a la de los lobos", ha concluido Eugenia Natoli, del Servicio Veterinario de la ASL de Roma.

El comportamiento dominante, estudiado por los investigadores, incluía cuerpo rígido y erguido, sostener la cabeza y la cola en alto y poner una pata en la espalda de otro perro. Por su parte, el comportamiento sumiso comprendía evitar el contacto visual, mantener la cabeza y las orejas bajas y estar acostado con el pecho y el estómago expuestos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.