DOMINGO, 31 de mayo 2020, actualizado a las 5:22

DOM, 31/5/2020 | 5:22

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Bomberos, vecinos y un alcalde salvan al ganado del incendio canario

El incendio de Gran Canaria, uno de los más virulentos de la última década en España, ha arrasado las tierras de cultivo, sin embargo, los animales de los ganaderos de la zona han podido salvarse de las llamas

Una mujer alimenta a su caballo tras un incendio
Una mujer alimenta a su caballo tras un incendio

Bomberos, vecinos y un alcalde salvan al ganado del incendio canario

El incendio de Gran Canaria, uno de los más virulentos de la última década en España, ha arrasado las tierras de cultivo, sin embargo, los animales de los ganaderos de la zona han podido salvarse de las llamas

Redacción - 22-08-2019 - 12:51 H

Aunque España carezca de un protocolo para evacuar animales en situaciones de catástrofe, en el incendio de Gran Canaria, uno de los más virulentos de la última década en España, muchos animales se han podido salvar de las llamas gracias a la ayuda de voluntarios, del trabajo de los bomberos y de la actuación de algunas autoridades.

Tras varios días de lucha contra el fuego, las secuelas materiales y emocionales empiezan a brotar entre los afectados, de los cuales muchos son familias que se dedican al campo y aseguran que han “vivido un auténtico infierno”.

Los testimonios de los afectados recogidos por los medios reflejan el terror y la incertidumbre que sufrieron cuando estalló el incendio forestal y tuvieron que abandonar sus tierras y su ganado.

Si bien el fuego ha estado cerca, finalmente no ha provocado muertes entre el ganado, pero ha acabado con multitud de tierras anexas a los estables donde las familias cultivan maíz y otros cereales destinados a la alimentación de los animales.

Una de las afectadas por el incendio es Coralia González, quien tuvo que huir de su finca y abandonar sus bienes materiales y el centenar de cabras y ovejas en su terreno en Lomo del Palo (Altos de Gáldar).

Transcurridas unas horas, la ganadera, escoltada por la Guardia Civil, accedió a su parcela donde comprobó que la maquinaria, instalaciones de agua, tierra y vallas fueron devoradas por las llamas, estimando sus pérdidas en 30.000 euros. Eso sí, tuvo un consuelo, haber salvado a sus animales y la vivienda principal.

González ha agradecido su labor a los efectivos antiincendios y al Ayuntamiento de Guías. De esta corporación, destaca que su alcalde mostró un fuerte empeño en que las cercas donde hubiera ganado fuesen refrescadas continuamente.

La actuación del alcalde de Frías, unida a acciones como la de los bomberos, que no dudaron en llenar los bebederos de agua cuando pasaban por la zona, son, a juicio de la ganadera afectada por el incendio forestal, las claves que han evitado la muerte de los animales.

PIDEN AYUDAS PARA PODER ALIMENTAR A SUS ANIMALES

Eso sí, desafortunadamente, y según ha explicado González, le espera un “futuro muy oscuro” si no reciben ayudas para alimentar a sus animales. “Si no nos ayudan, tendremos que venderlo todo”, ha vaticinado la ganadera canaria.

Por su parte, Dunia Moreno, quien pertenece a una tradicional familia de la zona que tiene una quesería, explica que el pasado sábado el fuego les obligó a abandonar sus pertenencias y dirigirse junto a sus cabras al pueblo más cercano, San José de Caideros, donde las refugiaron en la carpa de las fiestas.

Sin embargo, su particular odisea no acabó aquí, el incendio llegó al pueblo y tuvieron que poner rumbo a Saucillo, que también fue afectado, por lo que tuvieron que huir de las llamas hasta Agazal.

Forrajes quemados, vallas tumbadas y cables de luz caídos, entre otros desperfectos, es lo que temen econtrar en su explotación cuando puedan volver a pisarla.

Otra de las afectadas, Milagrosa Moreno, que también regenta una quesería y posee más de 250 ovejas y cabras tampoco dudó en trasladar a una zona más segura a los animales cuando vieron que el incendio se acercaba.

Su rebaño se encuentra ahora a salvo repartido en un campo de fútbol y un corral donado por un vecino donde les están suministrando alimento y ordeñando a diario.

A estos esfuerzos por salvar a los animales de la devastación del incendio forestal, hay que sumarles acciones como la del Cabildo de Gran Canaria, que puso a disposición de los animales afectados un espacio donde cobijarse, o la de la estudiante de Veterinaria que preparo cercados y ofreció un establo.

Por último, se debe mencionar que la ayuda vecinal a los animales afectados ha permitido trasladar a lugares seguros a una gran cantidad de ejemplares.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.