VIERNES, 5 de marzo 2021, actualizado a las 18:17

VIE, 5/3/2021 | 18:17

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

La radiofrecuencia reduce un 80% el dolor dorsolumbar de un caballo

Un nuevo caso clínico demuestra que la radiofrecuencia de Indiba Animal Health ha conseguido reducir un 80% la sensibilidad muscular al dolor de un caballo con 'kissing spine', que se produce cuando dos vértebras se tocan

El caballo durante una de sus sesiones con la radiofrecuencia monopolar capacitiva/resistiva de Indiba Animal Health.
El caballo durante una de sus sesiones con la radiofrecuencia monopolar capacitiva/resistiva de Indiba Animal Health.

La radiofrecuencia reduce un 80% el dolor dorsolumbar de un caballo

Un nuevo caso clínico demuestra que la radiofrecuencia de Indiba Animal Health ha conseguido reducir un 80% la sensibilidad muscular al dolor de un caballo con 'kissing spine', que se produce cuando dos vértebras se tocan

Redacción - 17-02-2021 - 11:50 H

La lesiones de Overriding Spinous Processes, más conocidas como 'kissing spine', ocurren cuando los procesos espinosos de dos o más vértebras se tocan o sobreponen y su tratamiento varía desde fórmulas conservadoras para el tratamiento del dolor hasta la cirugía.

Sin embargo, ahora se abre otra opción, pues un caso clínico de la sección de Fisiología Animal de la Universidad de Córdoba ha determinado las ventajas del uso de la radiofrecuencia monopolar capacitiva/resistiva a 448 kHz en el tratamiento de un caballo con kissing spine.

Concretamente, el paciente equino fue un caballo macho castrado, de 16 años de edad, que compite jugando al polo. El caballo presentaba acortamiento en la longitud de la zancada en ambas extremidades anteriores. Además de dolor en los músculos epiaxial (a lo largo de la espina vertebral) y glúteos mostraba sensibilidad a la palpación del ligamento supraespinoso, entre el proceso espinoso dorsal y la región torácica.

El objetivo que se marcaron los autores del caso clínico fue el de evaluar la aplicación de la radiofrecuencia monopolar capacitiva /resistiva en caballos con kissing spine y el consecuente dolor muscular en el dorso de estos animales.

El caballo fue diagnosticado de Overriding Spinous Processes mediante radiografía, en la cual se confirmó el acortamiento del espacio entre las apófisis espinosas en la región torácica a nivel de T15 (vértebra anticlinal).

Anteriormente a su presentación a consulta el caballo había sido infiltrado localmente con antiinflamatorios en los músculos epiaxial y glúteo y en los ligamentos intraespinosos. La medicación permitió al caballo retornar al entrenamiento durante 6 meses, pasados los cuales volvió a presentar bastante dolor dorsolumbar a la palpación, evidenciando cojera e imposibilitando la monta.

EVALUANDO EL DOLOR A LA PALPACIÓN

Para la evaluación de la eficacia de la aplicación terapéutica de la radiofrecuencia, se estableció una escala de dolor a la palpación. Si bien se trata de un método subjetivo, explican en el caso clínico, el examen fue realizado siempre por el mismo operador y de un modo estandarizado.

Concretamente, se aplicaron ocho sesiones de radiofrecuencia con el aplicador de Indiba Animal Health con intervalos de siete días entre sesiones. Asimismo, la duración de cada protocolo se estableció en una hora.

A lo largo de los tratamientos se verificó una aceptación cada vez mayor del paciente a la tecnología empleada, lo que permitió aumentar progresivamente las intensidades utilizadas en cada sesión.

En cuanto a los resultados a lo largo del tratamiento, se evidenció una mejoría en la sensibilidad a la palpación de la zona dorsolumbar tras cada sesión. Es más, según los autores del caso clínico, el caballo mejoró en un 80% su sensibilidad al dolor y pudo retomar su rutina de trabajo normal.

De hecho, el paciente volvió a su ritmo de trabajo habitual tras 8 sesiones de radiofrecuencia y se le estableció una sesión cada cuatro semanas, con el fin de mantener el efecto antiinflamatorio y la relajación muscular conseguidos.

“Este caso pone de manifiesto el uso de la radiofrecuencia monopolar capacitiva/resistiva como una técnica de relajación muscular y también como promotora de efectos antiinflamatorios endógenos, pues pasados cinco minutos del inicio de cada sesión, el caballo se encontraba totalmente relajado, desapareciendo los signos de dolor”, concluyen los autores.

ACCEDE AL CASO CLÍNICO COMPLETO

  • GALERIA

    El paciente equino y el aplicador de radiofrecuencia de Indiba Animal Health

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.