JUEVES, 29 de octubre 2020, actualizado a las 2:54

JUE, 29/10/2020 | 2:54

EMPRESAS

Radiofrecuencia: “El control del dolor es sorprendentemente rápido”

Nuria Otero, veterinaria y experta en rehabilitación, explica su experiencia con la radiofrecuencia monopolar a frecuencia 448 kHZ en el tratamiento de pequeños animales

Nuria Otero, responsable del servicio de Rehabilitación del Hospital Veterinario 4 de Octubre.
Nuria Otero, responsable del servicio de Rehabilitación del Hospital Veterinario 4 de Octubre.

Radiofrecuencia: “El control del dolor es sorprendentemente rápido”

Nuria Otero, veterinaria y experta en rehabilitación, explica su experiencia con la radiofrecuencia monopolar a frecuencia 448 kHZ en el tratamiento de pequeños animales

Redacción - 14-10-2020 - 22:30 H

En noviembre de 2019, la veterinaria especialista en rehabilitación y medicina veterinaria Nuria Otero, responsable del servicio de Rehabilitación del Hospital Veterinario 4 de Octubre (La Coruña, España), comenzó a utilizar el equipo AH-100, un producto específico para pequeños animales de INDIBA Animal Health que utiliza radiofrecuencia monopolar CAP/RES a frecuencia 448 kHz.

Ahora, la experta veterinaria ha explicado cual ha sido su experiencia con la radiofrecuencia monopolar a frecuencia 448 kHz.

En primer lugar, la veterinaria apunta que conoció los productos de INDIBA no como profesional sanitaria que trata a sus pacientes, sino siendo ella misma paciente, y los resultados le sorprendieron. “Llegué a ella también mediante la lectura y actualización por artículos relacionados con la rehabilitación veterinaria y asistencia a congresos”, añade.

Otero recuerda que su primer contacto con la marca INDIBA Animal Health fue a través de los propios compañeros veterinarios que se dedican a la rehabilitación veterinaria y comprobó sus efectos de la mano de Michela Arena, presidenta de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Rehabilitación y Fisiatría, en la XV ISDVMA Conference en Valencia, donde ella realizó un taller-demostración.

En lo referente a los casos en los que ha aplicado la tecnología de INDIBA, indica que la utiliza mucho, sola o en combinación con otras terapias, con el fin de beneficiarse de sus sinergias. “Patologías articulares, como displasia de codo o cadera, tratamientos postquirúrgicos, dolor neuropático, artrosis, tendinopatías, enfermedad de disco intervertebral, contracturas musculares, espasticidad… la lista es muy extensa”, apunta Otero.

“El control del dolor y la inflamación es sorprendentemente rápido. Comienzo el tratamiento en pacientes postquirúrgicos o traumatizados con la mayor brevedad posible, y su aplicación en edemas, hematomas e inflamación marca un antes y un después, además de acortar sensiblemente los tiempos de recuperación. En el control del dolor neuropático, tan difícil de manejar, INDIBA ha demostrado para mí su eficacia, así como en el tratamiento de tendinopatías o patologías musculares”, señala la veterinaria.

INDIBA, UNA HERRAMIENTA QUE CREA SINERGIAS CON OTRAS TÉCNICAS

“Siempre acostumbro a combinar terapias si está indicado para el paciente. En concreto, la combinación del tratamiento de INDIBA y movilizaciones pasivas hace que éstas sean mucho más eficaces y cómodas, igual que la manipulación articular o vertebral (quiropráctica)”, enfatiza la rehabilitadora veterinaria.

En este sentido, explica que el tandem hidroterapia-INDIBA “es ya un clásico” en sus sesiones, al igual que su aplicación antes de, por ejemplo, proceder a tratamientos de tracción espinal.

En cuanto a la comparación con otras terapias físicas, la veterinaria destaca “la versatilidad y los tiempos de tratamiento” de la radiofrecuencia monopolar. “Podemos tratar muchas patologías diferentes en un tiempo relativamente corto y con resultados de aparición casi inmediata”.

“Es muy importante tener en cuenta que con INDIBA podemos tratar a pacientes oncológicos por su seguridad en este aspecto. Nuestros perros y gatos son cada vez más longevos y alcanzan edades avanzadas, en las cuales no es infrecuente la aparición de neoplasias. Es una tranquilidad saber que los podemos tratar sin efectos perjudiciales”, puntualiza Otero.

Por último, la veterinaria considera que el tratamiento con INDIBA es “cómodo y agradable para todos los pacientes”. Esto se debe, según la experta en rehabilitación, a que “no es molesto ni invasivo, y al no implicar inmovilidad o posturas mantenidas durante mucho tiempo, es muy bien tolerado por ellos, incluso por los más nerviosos o reactivos”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.