DOMINGO, 20 de octubre 2019, actualizado a las 18:43

DOM, 20/10/2019 | 18:43

ANIMALADAS

Piden poder acceder a la baja tras la muerte de una mascota

Más de 25.000 firmas piden que se permita a los trabajadores tomarse unos días de baja tras la muerte de un animal de compañía. La reclamación surge a raíz del despido de una persona que no acudió a su trabajo al morir su perro

GALERIA

Piden poder acceder a la baja tras la muerte de una mascota

Más de 25.000 firmas piden que se permita a los trabajadores tomarse unos días de baja tras la muerte de un animal de compañía. La reclamación surge a raíz del despido de una persona que no acudió a su trabajo al morir su perro

Alfonso Neira de Urbina - 25-09-2019 - 11:00 H

Permitir ausentarse del trabajo tras la muerte de un animal de compañía que forme parte de la familia del trabajador. Esta petición ha superado ya las 25.000 firmas en un conocido portal de internet y su origen está en el despido de su impulsora, quien fue despedida el mismo día que murió el perro con el que había crecido.

La petición, iniciada por Emma McNulty, busca que a los trabajadores que estén en duelo por la muerte de un animal de compañía, que forme parte de sus familias, se les permita ausentarse del trabajo.

Es decir, reclaman la baja por muerte de animal doméstico, y cada vez son más los partidarios de que las empresas permitan que sus empleados se ausenten de sus puestos trabajo para poder sobrellevar el duelo.

La petición está basada en la experiencia personal de McNulty, quien perdió el mismo día su puesto de trabajo y a su mejor amigo, con quien, según ha explicado la impulsora de la petición, había desarrollado una estrecha relación que crecía día a día, ya que se había criado con el perro y este era un miembro destacado de su familia.

Tras la inesperada muerte del animal, McNulty, que trabajaba en un restaurante, llamó a su gerente para explicarle que no podía ir a trabajar ya que estaba “devastada y físicamente enferma”.

McNuilty, que señala que sus superiores no mostraron “la compasión y simpatía expresadas en el contrato”, ha explicado que le enviaron, a raíz de su petición, una serie de “mensajes desagradables” y le dijeron que tenía que cubrir su turno ya que “no se permitía el tiempo de duelo para las mascotas”.

Ese día, la trabajadora no acudió a su puesto de trabajo y fue despedida el mismo día que perdió a su perro. Según ha señalado en la propia petición, esto le causó “angustia extrema y enfermedad”.

Por ello, y bajo su personal premisa de que “una ‘mascota familiar’ tiene tanta importancia como un miembro humano de la familia”, McNuilty decidió iniciar una petición que ya ha superado las 25.000 firmas.

“Es hora de que la empresa se percate de ello y brinde a las personas el tiempo que necesitan para llorar sin preocuparse de perder su trabajo”, concluye la petición.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.