MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:11

MIÉ, 20/3/2019 | 8:11

ANIMALADAS

Perros de asistencia acompañarán a niños maltratados en los juicios

Desarrollan una iniciativa gracias a la cual los niños víctimas de violencia de género serán acompañados al juzgado por perros de terapia, con el fin de reducir el estrés y la ansiedad de los infantes

GALERIA

Perros de asistencia acompañarán a niños maltratados en los juicios

Desarrollan una iniciativa gracias a la cual los niños víctimas de violencia de género serán acompañados al juzgado por perros de terapia, con el fin de reducir el estrés y la ansiedad de los infantes

Redacción - 21-02-2019 - 13:30 H

Venus, Pot y Bosco son tres perros de terapia que este año participarán en un proyecto que consiste en acompañar a los menores víctimas de violencia de género cuando tengan que declarar en el juzgado, para hacerles más llevadera esta situación reduciendo su estrés y ansiedad.

La iniciativa se desarrolla en el Juzgado de Violencia contra la Mujer de Betanzos (A Coruña) gracias al convenio firmado este jueves entre la Fundación María José Jove y la Asociación por la Igualdad y la Coeducación (Apico).

Si bien, hasta la fecha se han desarrollado experiencias piloto de este tipo en juzgados de Madrid y Barcelona, el caso gallego es el primero que se acompaña de un programa paralelo de realización de Terapias Asistidas con Animales para los menores víctimas de violencia de género.

Este servicio, en marcha desde este mes de febrero en Betanzos y ejecutado por Apico, consiste en que cada menor que tenga que acudir a los juzgados a declarar o a realizar algún trámite vaya acompañado por uno de estos perros, que ya conocerá porque previamente habrá hecho sesiones de terapia.

Los niños podrán acceder a dicho servicio mediante la Comandancia de la Guardia Civil de Betanzos, el Centro de Información a la Mujer de Curtis o la Asociación Mirabel, y las terapias con los perros serán quincenales en el Área Metropolitana de A Coruña, Betanzos y Curtis, individuales y con una duración de unos 60 minutos.

El objetivo es mejorar la autoestima del menor, su confianza, el control y la tolerancia a la frustración, la empatía, la reeducación y la responsabilidad.

Desde Apico señalan la oportunidad "increíble" de seguir ayudando de alguna manera a estos menores a afrontar situaciones violentas que desencadenan episodios de angustia y ansiedad y que afectan al equilibrio y evolución de los pequeños.

Por ello, Lucía Seco, secretaria de esta asociación, explica que este proyecto quiere "ofrecer soluciones" con los perros como "elemento facilitador" para hacer más llevadera la situación que han de afrontar estos menores y para que sirvan de motivación a la hora de que cuenten su historia de vida o la situación en sus hogares.

"Queremos que los niños se liberen de sus miedos y se conviertan en niños libres y autónomos", añade sobre este servicio, del que valorarán a lo largo de 2019 su nivel de eficacia y sus beneficios.

La presidenta de la Fundación María José Jove, Felipa Jove, ha destacado la relevancia y beneficios para los menores de este proyecto, que según el juez decano de Betanzos y titular del Juzgado de Violencia contra la Mujer, Roberto Barba, es posible gracias a la colaboración institucional que además reivindica para fomentar más iniciativas como esta.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.