SÁBADO, 24 de febrero 2024

SÁB, 24/2/2024

ANIMALADAS

Eutanasiar a los animales puede provocar pensamientos suicidas en los veterinarios

Los veterinarios que a menudo sacrifican animales tienen más probabilidades de tener pensamientos suicidas graves, en comparación con los que rara vez lo hacen

Sugieren que la eutanasia de animales es un factor de riesgo de suicidio entre los veterinarios
Sugieren que la eutanasia de animales es un factor de riesgo de suicidio entre los veterinarios

Eutanasiar a los animales puede provocar pensamientos suicidas en los veterinarios

Los veterinarios que a menudo sacrifican animales tienen más probabilidades de tener pensamientos suicidas graves, en comparación con los que rara vez lo hacen

Redacción - 30-01-2024 - 08:05 H - min.

Eutanasiar a los animales puede provocar pensamientos suicidas en los veterinarios. Así lo revela un nuevo estudio de la Universidad de Oslo (el proyecto NORVET) que se ha publicado recientemente en la revista BMC Psychiatry.

Un estudio noruego anterior ya demostró que la tasa de suicidio entre los veterinarios era el doble que la de la población general durante el período 1960-2000. Ahora, la investigadora Helene Seljenes Dalum ha sido la encargada de estudiar las causas de los pensamientos suicidas en los veterinarios.

Los datos muestran que los veterinarios que a menudo sacrifican animales tienen más probabilidades de tener pensamientos suicidas graves, en comparación con los veterinarios que rara vez lo hacen.

En este sentido, se ha sugerido que la eutanasia de animales es un factor de riesgo de suicidio entre los veterinarios. De hecho, estudios anteriores realizados en otros países han demostrado que los veterinarios consideran que sacrificar a los animales es angustioso y genera tensión moral y estrés laboral.

Para llevar a cabo el estudio, Dalum invitó a todos los veterinarios de Noruega a responder un extenso cuestionario y recibió respuestas de unos 2.600 de ellos, o el 75% de todos los contactados, lo que supone una alta tasa de respuesta.

Tras responder a las preguntas, se detectó una correlación entre la eutanasia y los pensamientos suicidas, lo que supone un nuevo descubrimiento que necesita ser confirmado por más estudios, señala Dalum, que también es veterinaria.

Para los autores, las actitudes con respecto a la eutanasia en los seres humanos quizás puedan decir algo sobre las actitudes de las personas ante la muerte. Y es que la eutanasia o muerte asistida en humanos significa que se pone fin a la vida de una persona a petición suya, o que se ayuda a una persona a quitarse la vida. Esto es ilegal en Noruega, pero es un tema de discusión constante.

Sin embargo, para muchos veterinarios, sacrificar animales es parte del trabajo. “Descubrimos que quienes trabajaban con mascotas tenían actitudes más positivas hacia la eutanasia humana que otro tipo de veterinarios”, explica Dalum.

En general, según el estudio, casi el 30% de los veterinarios en Noruega han sentido que no valía la pena vivir la vida durante el último año, el 5% ha tenido pensamientos suicidas graves y 1 de cada 500 ha intentado quitarse la vida.

A pesar de ello, se han realizado pocas investigaciones sobre las posibles causas de la alta tasa de suicidio entre los veterinarios. En este caso, el estudio NORVET indica que la eutanasia de animales puede suponer un factor de riesgo particular para este colectivo profesional.

Y es que, en varios estudios, los veterinarios afirman que reciben muy poca formación sobre cómo afrontar situaciones clínicas exigentes, como la eutanasia. Es positivo que la salud mental esté ahora en la agenda de los veterinarios, concluye Dalum.

LA SALUD MENTAL DE LOS VETERINARIOS, A EXÁMEN

La salud mental en veterinaria se ha convertido en uno de los problemas más acuciantes en el sector, con estudios que apuntan que el suicidio en la profesión es el doble que en la población general.

Por ello, desde la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) publicaron recientemente unas pautas globales sobre bienestar profesional, redactadas por su Grupo de Bienestar Profesional, con el que colabora Hill’s Pet Nutrition.

Y es que los problemas de salud mental afectan a los veterinarios de todo el mundo y países como España no son, ni mucho menos una excepción. De hecho, la experta en medicina felina Belén Montoya explicó en una entrevista de Vet Voices de HappyVetProject, de Livisto, la importancia de no dejar que el trabajo afecte a la salud mental.

Montoya, remarcó en la entrevista que no hay que superar unos niveles de trabajo que puedan afectar a la salud mental. “Hay que dejar de hacer creer que para triunfar en la veterinaria hay que matarse”, destacó la experta.

VOLVER ARRIBA