MIÉRCOLES, 8 de febrero 2023, actualizado a las 23:32

MIÉ, 8/2/2023 | 23:32

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Ganaderos de Salamanca piden compensaciones por posibles daños en la campaña de vacunación de lengua azul

La Unión de Campesinos de Castilla y León defiende la vacunación obligatoria del ganado por lengua azul, pero pide compensaciones si se producen daños durante la campaña, incluidos los posibles efectos secundarios

Jesús Manuel González Palacín, coordinador regional de UCCL.
Jesús Manuel González Palacín, coordinador regional de UCCL.

Ganaderos de Salamanca piden compensaciones por posibles daños en la campaña de vacunación de lengua azul

La Unión de Campesinos de Castilla y León defiende la vacunación obligatoria del ganado por lengua azul, pero pide compensaciones si se producen daños durante la campaña, incluidos los posibles efectos secundarios

Redacción - 20-10-2022 - 13:00 H - min.

La pasada semana, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación confirmaba un foco del serotipo 4 de lengua azul en una explotación de ovino en la provincia de Salamanca (Castilla y León), en el municipio de Ciudad Rodrigo. Se trataba del primero desde el año 2013, aunque en aquella ocasión fue el serotipo 1.

Tras conocerse el foco, la Junta de Castilla y León anunció que, siguiendo las medidas legales, iniciaría una campaña de vacunación obligatoria de las unidades veterinarias afectadas, que ya ha arrancado.

En total, según los cálculos de la Junta, los animales bovinos susceptibles de vacuna ascienden a 260.000 y los ovinos a 110.000. Además, explicó que el ganado ovino recibiría una dosis y el bovino doble inoculación (con 3 semanas de intercalado entre la primera y segunda dosis).

Ante esta situación, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) advierte que el protocolo establecido por la Consejería de Agricultura y Ganadería, tras la detección del foco de Lengua Azul en el municipio de Ciudad Rodrigo, podría causar grandes pérdidas económicas para los ganaderos de la provincia Salamantina, tanto directa como indirectamente.

“En primer lugar, se quiere dejar claro, que UCCL no se opone a la vacunación de los animales que se encuentran en las zonas afectadas, ya que el principal objetivo es frenar y atajar el brote iniciado, siguiendo así el protocolo establecido por el Ministerio de Agricultura”, defiende la organización agraria.

Sin embargo, consideran que la aplicación de dicho protocolo, podría suponer “un golpe más” a la economía de los ganaderos de las zonas afectadas, ya que la inmovilización de los animales, principalmente terneros de cebo, supone un sobrecoste adicional a las explotaciones, y una paralización de la cadena de producción establecida en las mismas.

Asimismo, han adelantado que se mantendrán “alerta” en el proceso de vacunación, ante daños en las explotaciones por posibles efectos secundarios en ganado ovino, como abortos, aumento de la mortandad o reducción de la producción, como ya ocurrió en el año 2011.

Si esto ocurriera, solicitan que se habilite un sistema de compensación por parte de la Administración. Junto a esto, hay que añadir las pérdidas económicas derivadas del manejo de los animales, como pueden ser los golpes en partes cárnicas de la canal, reducción del pH por el estrés previo al sacrificio, lesiones graves que ocasionan la muerte, etc.

Por todos estos motivos, UCCL solicita que se establezca, por parte de la Junta de Castilla y León un sistema de indemnizaciones en caso de producirse daños derivados de la vacunación de la Lengua Azul en las explotaciones afectadas; “ya que los ganaderos no pueden ser los responsables económicamente, ante la situación tan extremadamente complicada por la que atraviesa el sector”.

VOLVER ARRIBA