VIERNES, 4 de diciembre 2020, actualizado a las 11:54

VIE, 4/12/2020 | 11:54

PROFESIONALES

Sanidad actualiza su valoración del riesgo de Crimea-Congo en España

El Ministerio de Sanidad evalúa el riesgo de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en España tras los casos en Salamanca y apunta que el riesgo de transmisión en las áreas de España donde se ha evidenciado circulación es moderado

Salvador Illa, ministro de Sanidad.
Salvador Illa, ministro de Sanidad.

Sanidad actualiza su valoración del riesgo de Crimea-Congo en España

El Ministerio de Sanidad evalúa el riesgo de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en España tras los casos en Salamanca y apunta que el riesgo de transmisión en las áreas de España donde se ha evidenciado circulación es moderado

Redacción - 31-08-2020 - 15:31 H

La comunidad autónoma de Castilla y León notificó, en los meses de junio, julio y agosto de 2020, tres casos confirmados de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) en tres hombres residentes en zonas rurales del sur de la provincia de Salamanca. Los tres presentaban antecedentes de picadura de garrapata. Dos de ellos evolucionaron favorablemente y el tercero falleció.

Para el Ministerio de Sanidad, la detección de estos tres nuevos casos agrupados en el tiempo y en un área geográfica concreta, justifica una nueva evaluación rápida de riesgo, que ha sido llevada a cabo por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES).

Sanidad explica que la FHCC es una de las enfermedades transmitidas por garrapatas con mayor extensión a nivel mundial. Actualmente se considera una enfermedad emergente en países de Europa oriental. En España se detectó la circulación del virus en garrapatas en el año 2010 y los primeros casos en humanos se notificaron en 2016.

Hasta 2019, se habían notificado 4 casos en total: 2 en 2016 (un residente en un pueblo de Ávila y un caso secundario en un sanitario), uno en 2018 que había participado en actividades cinegéticas en Badajoz y otro caso detectado retrospectivamente en 2019 que había presentado clínica en el año 2018, residente en un pueblo de Salamanca.

A partir de la detección de los casos humanos se realizaron estudios de campo y se identificaron tanto garrapatas del género Hyalomma infectadas por el virus, como una alta seroprevalencia de la infección en animales salvajes y domésticos.

Así, en 2016 se puso en marcha un estudio en tres fases para evaluar la situación y el riesgo de infección por el VFHCC en España. En la primera fase se realizaron capturas de garrapatas entre la zona en la que previamente se había identificado el virus en este vector y la zona de transmisión de la infección del primer caso humano y se identificaron garrapatas positivas a VFHCC en siete de las once comarcas estudiadas (pertenecientes a Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid).

La segunda fase del estudio se realizó con garrapatas recogidas en la vegetación y se identificaron garrapatas infectadas con el virus en varias comarcas de Andalucía de las provincias de Cádiz y Córdoba.

Posteriormente, en esta segunda fase se llevó a cabo un estudio serológico en animales domésticos y silvestres de las cinco comunidades autónomas en las que se habían estudiado garrapatas (Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid). La prevalencia de infección en animales silvestres/domésticos detectada fue del en las zonas de mayor riesgo 69,5%/15,8%  y del 2,7%/6,7% en las de menor.

  • GALERIA

    Mapa de distribución del virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en España

ESTUDIO SEROEPIDEMIOLÓGICO DE CRIMEA-CONGO EN EL SUR DE SALAMANCA

Por otro lado, tras los casos de este año, la Junta de Castilla y León, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y el Ministerio de Sanidad, iniciaron un estudio para conocer la presencia del virus de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo (VFHCC) en el vector, en los animales y en las personas en la zona donde se han identificado estos 3 últimos casos.

El 17 de agosto, expertos de la Universidad Complutense de Madrid se desplazaron hasta la sierra de Béjar para recolectar garrapatas. A pesar de ser un periodo de baja actividad para el vector, se recolectaron 121 garrapatas de animales y vegetación, incluyendo 11 Hyalomma marginatum en vacuno.

Sanidad explica que tan pronto como se incremente la actividad del vector, se retomarán los muestreos de garrapatas tanto en vegetación como en animales salvajes y domésticos. Además, se realizará un estudio seroepidemiológico en la población y los animales del sur de la provincia de Salamanca y se remitirán al Centro Nacional de Microbiología todos los ejemplares de Hyalomma recibidos en el programa de estudio de garrapatas que tiene establecido la Junta de Castilla y León desde 1995.

El Ministerio de Sanidad apunta que los tres casos notificados en 2020 en Salamanca pertenecen a una zona geográfica previamente no estudiada pero colindante con regiones donde ya se había objetivado la presencia tanto del virus como del vector.

RIESGO MODERADO EN ALGUNAS ZONAS DE ESPAÑA

Por todo ello, consideran que el riesgo de transmisión de VFHCC en la provincia de Salamanca, al igual que en el resto de las áreas donde se ha evidenciado circulación del virus (Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid), es moderado, especialmente en la población con una mayor exposición a picaduras de garrapatas (personas en contacto con animales o que realizan actividades al aire libre en el campo).

Para el resto de España, se considera bajo. El riesgo está condicionado a la actividad de los vectores, que desciende drásticamente en los meses fríos, si bien apuntan que “no es descartable” algún caso esporádico en el repunte de actividad de otoño y en los meses cálidos de próximas temporadas.

Asimismo, destacan que el impacto de la enfermedad en general se considera bajo, dado que, aunque puede ser una enfermedad grave, el número de personas afectadas no sería elevado y se dispone de medios adecuados de aislamiento y control de los casos.

Sanidad explica que España es un país con riesgo de entrada continua del VFHCC y con las condiciones adecuadas para mantener su circulación debido principalmente a su ubicación geográfica próxima a África, a ser un lugar de tránsito obligado de aves migratorias de zonas endémicas, a su clima favorable, la amplia presencia del vector implicado en la transmisión y la gran variedad de animales vertebrados presentes en el país que pueden actuar como hospedadores amplificadores y aumentan el riesgo de extensión geográfica del virus.

REFORZAR LA COORDINACIÓN DE LOS SECTORES DE SALUD HUMANA Y ANIMAL

Por todo esto, como medida de prevención, Sanidad recomienda abordar de forma integral y multidisciplinar la vigilancia y el control del virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, especialmente en los territorios donde se ha identificado el virus, incluyendo la vigilancia entomológica de las especies de garrapatas potencialmente vectores y reforzando la coordinación a nivel local, autonómico y nacional entre los sectores de salud humana, animal y ambiental.

En la misma línea, abogan por intensificar las medidas de salud pública en las áreas con presencia del virus, especialmente en la zona donde se han detectado recientemente los casos, así como llevar a cabo recomendaciones a la población para la prevención de picaduras de garrapatas.

Además, señalan que las personas que trabajan en contacto con animales (domésticos o salvajes) deberían observar las medidas de protección individual habituales para minimizar el contacto con sangre y tejidos del animal, así como con posibles picaduras de garrapatas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.