SÁBADO, 2 de julio 2022, actualizado a las 23:01

SÁB, 2/7/2022 | 23:01

PROFESIONALES

La revolución digital en la sanidad animal, una nueva era para el ‘One Health’

El potencial de las nuevas tecnologías en la veterinaria promete reforzar la prevención, la productividad, el ‘One Health’ y el cuidado general de los animales

La vigilancia digital proporciona una mayor defensa contra la propagación de enfermedades dentro de un grupo de animales, y entre los animales y las personas.
La vigilancia digital proporciona una mayor defensa contra la propagación de enfermedades dentro de un grupo de animales, y entre los animales y las personas.

La revolución digital en la sanidad animal, una nueva era para el ‘One Health’

El potencial de las nuevas tecnologías en la veterinaria promete reforzar la prevención, la productividad, el ‘One Health’ y el cuidado general de los animales

Redacción - 13-06-2022 - 12:21 H - min.

Durante estas décadas, la población global de animales de compañía se ha disparado en países de todo el mundo. En Estados Unidos y la Unión Europea, los hogares de cada región han añadido cerca de un millón de perros al año en los últimos tiempos.

Este crecimiento ha estimulado la introducción de herramientas para una atención más asequible, rápida y específica para cada especie, que puede ayudar a los veterinarios a seguir el ritmo del flujo cada vez mayor de pequeños animales que entran en la clínica.

Desde Health for Animals, la organización no gubernamental sin ánimo de lucro que representa a empresas e industrias de la salud animal, afirman que las nuevas herramientas, servicios y conocimientos digitales descubren continuamente un nuevo potencial para mejorar los pilares clave de la defensa y el mantenimiento de una buena salud animal: predicción, prevención, seguimiento, diagnóstico y tratamiento.

De esta manera, aseguran que las modernas infraestructuras y análisis de datos están permitiendo que los conocimientos se agreguen globalmente y entre los animales de cada región.

Por ejemplo, los veterinarios que se enfrentan a una circunstancia o enfermedad poco frecuente puedan aprovechar los conocimientos extraídos de las experiencias de otros para comprender mejor las opciones de tratamiento.

Además, sostienen que las tecnologías digitales están permitiendo un nivel de atención individualizada nunca alcanzado en la sanidad animal. Los ganaderos pueden identificar el primer animal que enferma de un rebaño de miles de ejemplares basándose en una tos, una temperatura elevada o un cambio en el nivel de actividad.

En el caso de los pequeños animales, existen compañías como Nordhealth, cuyo software de gestión de consultas veterinarias, Provet Cloud, busca facilitar a los veterinarios de clínicas la entrada en el mundo digital y ahorrar tiempo a estos profesionales sanitarios, permitiéndoles centrarse en la salud de sus pacientes.

Y es que, gracias a la tecnología, desde Health for Animals destacan que los veterinarios de pequeños animales pueden crear planes de salud personalizados para toda la vida, basados en la experiencia acumulada de innumerables mascotas similares, que se anticipan a los problemas y proporcionan a los propietarios una mayor tranquilidad.

"Las tecnologías digitales son muy prometedoras para reforzar la prevención, la productividad, el ‘One Health’ y el cuidado general de los animales. Comienza con las tres principales áreas de innovación: las tecnologías de predicción, monitorización y diagnóstico", señalan desde Health for Animals.

La digitalización de los diagnósticos ha proporcionado más datos, mejores y más tempranos, sobre los signos y síntomas de mala salud, contribuyendo a una mayor comprensión de cómo se desarrollan las condiciones de salud en los animales y cómo predecirlas, prevenirlas y tratarlas.

Por otro lado, la vigilancia digital proporciona una mayor defensa contra la propagación de enfermedades dentro de un grupo de animales, y entre los animales y las personas. Desde los sistemas de micrófonos que identifican las fluctuaciones en la vocalización de las aves de corral hasta los historiales informatizados de los pacientes y los rastreadores de actividad de los animales de compañía, que ayudan a los propietarios a cuidar de sus mascotas de nuevas maneras, la tecnología ha aliviado la carga de la observación y ha llenado el vacío de comunicación entre el animal y el ser humano.

Estos datos se agregan cada vez más para crear sistemas de inteligencia veterinaria capaces de predecir los cambios en el estado de salud de un animal incluso antes de que se produzcan, lo que permite adoptar medidas preventivas y planes de salud personalizados.

En este sentido, ya existen herramientas que pueden acumular y cruzar datos sobre la salud de los animales y alertar a un ganadero o veterinario de un problema emergente en función de los signos del comportamiento del animal, los marcadores biológicos o los resultados de los diagnósticos.

Como nueva clase de tecnologías veterinarias, la predicción, el seguimiento y el diagnóstico tienen el potencial de transformar la salud animal para que los animales y sus cuidadores puedan disfrutar de todos los beneficios de una vida larga, productiva y saludable.

RECOMENDACIONES PARA LA DIGITALIZACIÓN

Respecto a las diferentes implementaciones que se pueden realizar en el sector, se debería hacer un mayor reconocimiento por parte de los gobiernos, los responsables políticos y las autoridades del valor de las tecnologías de salud animal y de la importancia del apoyo público, los recursos y la inversión en tecnologías que no sólo diagnostican enfermedades, sino que también abordan retos de salud pública más amplios, como la resistencia a los antibióticos, las enfermedades zoonósicas y la seguridad alimentaria y nutricional.

Una regulación más receptiva cuando la regulación es apropiada para abordar las idiosincrasias de las tecnologías de salud animal, a diferencia de los dispositivos y tecnologías médicas humanas, o también permitir que los marcos normativos consideren si un producto está destinado a los animales de compañía o a los de ganado y tratarlos adecuadamente. Una mayor coherencia en la aplicación de la normativa en todos los mercados para inspirar el impulso del acceso y sus beneficios.

Para acabar, piden el compromiso y concienciación del público en torno a las innovaciones de las tecnologías de salud animal y los beneficios potenciales para los propietarios de animales de compañía y los ganaderos.

DESARROLLO DE LAS TECNOLOGÍAS

Las tecnologías digitales tienen el potencial de aumentar la inteligencia y la capacidad veterinaria en gran magnitud, incrementando tanto el número de animales que pueden ser monitorizados como la especificidad con la que pueden ser gestionados.

Con más y mejores datos, según afirman, se pueden desarrollar planes de atención sanitaria personalizados y de por vida para cada animal, basados en perfiles de riesgo que guíen las intervenciones para prevenir y evitar que los problemas de salud socaven su bienestar.

Y dado que la salud animal está tan intrínsecamente ligada a la salud humana y medioambiental, desde Health for Animals apuntan que estos avances prometen transformar no sólo el panorama de la sanidad animal, sino la salud pública en general bajo el lema ‘Una sola salud’, desde los brotes zoonósicos y la resistencia a los antibióticos hasta una producción ganadera más sostenible.

De este modo, explican que, trabajando con el sector de la sanidad animal, las autoridades también pueden apoyar una mayor aceptación de las nuevas tecnologías entre los veterinarios, los ganaderos y los propietarios de animales de compañía, dando a conocer los beneficios potenciales y comunicando claramente cómo y en qué circunstancias se pueden utilizar.

Por último, subrayan que la innovación continuada necesita de incentivos, que pasan por el reconocimiento del valor que ofrecen estos avances tecnológicos y la prestación del correspondiente apoyo.

Las intervenciones tempranas para detener o tratar una enfermedad reducen la carga de la mala salud de los animales, de sus cuidadores y de la sociedad en general, ya que las enfermedades animales afectan directamente a los ingresos, el empleo, el riesgo de enfermedad y la seguridad alimentaria de miles de millones de personas en todo el mundo. Así, concluyen que la revolución digital en la sanidad animal anuncia una nueva era para ‘One Health’.

VOLVER ARRIBA