JUEVES, 28 de mayo 2020, actualizado a las 6:35

JUE, 28/5/2020 | 6:35

PROFESIONALES

Nueva polémica sobre las funciones de los asistentes veterinarios

La Asociación Británica de Enfermeros Veterinarios ha criticado las declaraciones del director de una cadena de clínicas en las que afirmaba que el papel de los asistentes es el de encargarse del “trabajo mundano”

Nueva polémica sobre las funciones de los asistentes veterinarios

Nueva polémica sobre las funciones de los asistentes veterinarios

La Asociación Británica de Enfermeros Veterinarios ha criticado las declaraciones del director de una cadena de clínicas en las que afirmaba que el papel de los asistentes es el de encargarse del “trabajo mundano”

Francisco Ramón López - 20-03-2019 - 13:00 H

La labor que le corresponde a un asistente en clínica veterinaria —en España se les conoce como Asistentes Técnicos Veterinarios y en Reino Unido simplemente como enfermeros veterinarios— sigue dando que hablar, en este caso en las islas británicas.

La polémica ha surgido tras las declaraciones del consejero delegado de la cadena de clínicas veterinarias CVS Group, Simmon Innes, en las que afirmaba que la labor de estos profesionales es encargarse del “trabajo mundano” que no quieran hacer los veterinarios, algo que ha soliviantado a la Asociación Británica de Enfermeros Veterinarios (BVNA, por sus siglas en inglés).

Las tareas que corresponden a un asistente veterinario son motivo de discusión tanto en España, donde la legislación es especialmente escasa y no existe un título homologado, como en otros países en los que la industria veterinaria está mucho más avanzada, como es el caso de Estados Unidos.

Esta falta de acuerdo sobre el papel de los asistentes en clínica ha llevado a que la presidenta de BVNA, Wendy Nevins, haya publicado una carta abierta en la revista británica Vet Record para reivindicar la labor de este colectivo.

“Esta profesión no puede ser vista como un recurso fácil para delegar el trabajo menos interesante”, defiende Nevins, que asegura que su asociación no solo está molesta por el uso desafortunado de la palabra ‘mundano’, sino por la constante confusión sobre el rol de los asistentes y su escaso salario.

La BVNA rescata además otras declaraciones de Innes justo en el anterior número de Vet Record en las que afirmaba que había que mejorar la cualificación de sus enfermeros para que fueran considerados técnicos veterinarios y pudieran realizar más tareas y tener así que contratar menos veterinarios. "Algunas de las razones por las que los veterinarios se van es porque no les gusta el trabajo mundano, así que vamos a dar ese trabajo mundano a nuestros enfermeros", explicaba.

A este enfoque Nevins responde que, si bien sus comentarios provenían de un punto de vista financiero, ver a los enfermeros como un coste para la profesión  "no reconoce su potencial como generadores de ganancias".

"Podría decirse que los enfermeros están en el corazón de la relación con los propietarios", continua, y explica que el contacto con el cliente es más alto al comienzo y al final de la vida de un animal, “cuando el asesoramiento sobre la prevención y el apoyo al propietario son más importantes que la intervención clínica”.

LA BVA DEFIENDE LA LABOR DE LOS ENFERMEROS

Por su parte, la Asociación de Veterinarios Británicos (BVA), también comentaba en Vet Record las palabras de Innes y manifestaba que no solo eran desafortunadas, sino que iban en dirección opuesta al camino que tanto la profesión veterinaria y la de enfermeros están planeando para el futuro.

Así, la vicepresidenta junior de la BVA, Daniella Dos Santos, escribía que “insinuar que los veterinarios buscan descargar tareas rutinarias en enfermeros veterinarios socava la relación vital de trabajo entre los dos roles y parece emitir un juicio de valor sobre quién puede sentir satisfacción profesional y quién no, y dificulta que se compartan objetivos comunes”. “Debe haber un enfoque positivo y progresivo que garantice que todos los miembros del equipo dirigido por el veterinario se sientan satisfechos y apoyados en sus carreras", incide Dos Santos.

Por último, la directora de enfermería de las clínicas CVS, Belinda Andrews-Jones, trataba de calmar los ánimos aclarando la posición de la compañía. “Si bien podemos discutir el uso de la palabra mundano, la idea clara del artículo fue de total apoyo a las enfermeros. Una mayor delegación de tareas para aprovechar más su conocimiento y experiencia, creemos que ese es el futuro", explicaba en Vet Record.

En la misma línea, señalaba que las declaraciones de su director se habían realizado en un contexto de falta de veterinarios en Reino Unido, por lo que se necesitaba “optimizar” su trabajo. “Creemos que deberíamos aprovechar esta oportunidad para que los enfermeros participen más en consultas de salud preventiva, diagnóstico por imagen e incluso tareas quirúrgicas”, añade.

Asimismo,  apunta que desde su compañía también quieren que los enfermeros reciban formación y estén autorizados legalmente para recetar medicamentos que hasta ahora solo pueden prescribir veterinarios como los tratamientos antiparasatirarios para pulgas y gusanos intestinales.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.