MARTES, 9 de agosto 2022, actualizado a las 0:50

MAR, 9/8/2022 | 0:50

POLÍTICA

Andalucía refuerza la vigilancia de las zoonosis bajo el enfoque ‘One Health’

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía se suma al Día Mundial de las Zoonosis 2022, que cada año se celebra el 6 de julio, para recordar la importancia del control y prevención de estas enfermedades

Jose María de Torres, director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.
Jose María de Torres, director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Andalucía refuerza la vigilancia de las zoonosis bajo el enfoque ‘One Health’

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía se suma al Día Mundial de las Zoonosis 2022, que cada año se celebra el 6 de julio, para recordar la importancia del control y prevención de estas enfermedades

Redacción - 06-07-2022 - 11:11 H - min.

La Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha recordado la importancia de la vigilancia y el control de las zoonosis, es decir, las enfermedades transmitidas por animales o por productos de origen animal, con motivo del Día Mundial de las Zoonosis 2022.

Esta efeméride se conmemora el 6 de julio de cada año por parte de todas las instituciones de investigación y entidades no gubernamentales en recuerdo a que, este mismo día, en 1885, Pasteur administró con éxito la primera vacuna contra la rabia, una grave enfermedad zoonósica.

La Junta de Andalucía recuerda que más del 60% de las enfermedades en el mundo son zoonósicas, lo que significa que pueden transmitirse de los animales a las personas. Estas patologías son responsables de al menos 2.400 millones de casos de enfermedades humanas y de 2,2 millones de muertes al año, sobre todo en las áreas más desfavorecidas del planeta.

Según subraya la Dirección General, el control de patógenos zoonósicos en los animales es la forma más efectiva y eficiente de proteger a las personas. En consecuencia, apunta, se deben desarrollar estrategias globales para prevenir y controlar estos contagios, con el objetivo proteger la salud pública, a nivel nacional, regional y mundial, mediante la implementación de políticas de salud pública adecuadas.

Y es que señala que, anualmente, aparecen cinco nuevas enfermedades humanas y tres de ellas son de origen animal, lo que pone de manifiesto la importancia de poner el énfasis en la vigilancia epidemiológica de estas enfermedades.

"La aparición de nuevas enfermedades o de enfermedades reemergentes en los últimos años, cuyo origen se ha situado en poblaciones animales, su evolución, la posibilidad de una amplia extensión geográfica en un mundo globalizado y sus consecuencias han evidenciado la importancia del control de las enfermedades zoonósicas", explica.

El último capítulo sobre dichas patologías, apuntan, lo protagoniza la denominada viruela del mono, una zoonosis viral endémica en África que desde hace unas semanas acumula casos en todo el mundo, muchos de ellos en España.

"Por ello, desafíos tan importantes a los que nos enfrentamos en los últimos años como Covid-19 o determinadas zoonosis emergentes como Leishmania o Enfermedad de Lyme requieren respuestas rápidas y eficaces, fundamentadas bajo el enfoque Una Salud (‘One Health’)", asegura la Dirección General.

Esta forma de combatir y poder controlar estas enfermedades, indica, ha resultado eficaz y ha evidenciado la ingente necesidad de reforzar la colaboración entre salud humana, sanidad animal y medio ambiente, para prevenirlas representando uno de los grandes retos en los próximos años.

"La Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica siempre ha apostado por considerar a las zoonosis como uno de los problemas prioritarios para la salud pública por su repercusión a diferentes niveles y, por tanto, refuerza día a día el valor de las actuaciones de equipos interdisciplinares; integrados por profesionales de epidemiología, medicina, veterinaria, farmacia, enfermería, biología, etc y su papel en la investigación", destaca.

VIGILANCIA Y SEGUIMIENTO DE LAS ENFERMEDADES ZOONÓSICAS

Desde la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias, se desarrolla, en base a las evidencias científicas, un complejo trabajo de vigilancia y seguimiento de aquellas enfermedades zoonósicas que son de declaración obligatoria y otras consideradas emergentes, que exigen para su investigación y control cumplimientos de exigentes protocolos específicos para cada enfermedad.

"El brote de listeriosis ocurrido en 2019, o los recientes brotes de Fiebre del Nilo de 2020, han supuesto una gran transformación del Sistema Integral de Vigilancia Epidemiológica para el control de estas enfermedades, y además han contribuido a establecer sólidos mecanismos de actuación rápidos y eficaces para su diagnóstico y seguimiento", señala el organismo.

Asimismo, la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica afirma que trabaja de forma conjunta con todos sus servicios bajo el enfoque Una Salud, convencidos de ser la única manera de controlar estas enfermedades. Prueba de esta colaboración es la publicación y aplicación del Plan Estratégico Andaluz para el Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores Artrópodos con Incidencia en la Salud.

Así, durante 2022 se han impartido cursos especializados de Vigilancia Epidemiológica, donde se han incluidos algunos sobre enfermedades transmisibles y zoonosis, dando cobertura de formación de alto nivel a más de 1.000 profesionales de la salud pública en Andalucía.

Entre las principales recomendaciones para el control de estas enfermedades figuran continuar invirtiendo en enfoques interdisciplinarios, incluido el enfoque 'Una sola salud'; seguir ampliando líneas de investigación científica sobre las zoonosis; concienciar a los ciudadanos sobre las enfermedades zoonósicas, e incentivar el cuidado de animales de compañía contra estas enfermedades; fortalecer las prácticas de monitoreo y regulación asociadas con las enfermedades zoonósicas, incluso dentro del sistema alimentario y reforzar la investigación de brotes de origen alimentario, ambiental y humano con secuenciación genómica integrados en SIEGA (Sistema Integrado de Epidemiologia Genómica de Andalucía) con enfoque Una salud.

Otras propuestas son continuar estrechando canales de comunicación con otras administraciones públicas y entes privados; asociaciones, colegios profesionales, etc., para mejorar la identificación de las enfermedades emergentes en la cría de animales y fomentar medidas probadas de gestión y control de zoonosis en la vida salvaje, así como seguir fortaleciendo la formación continuada y las competencias científicas de todos los profesionales de la salud pública vinculados a este tema.

VOLVER ARRIBA