MARTES, 24 de mayo 2022, actualizado a las 8:24

MAR, 24/5/2022 | 8:24

MASCOTAS

Terapias de mínima invasión, oportunidad contra las cardiopatías congénitas en veterinaria

El 14 de febrero es el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, uno de los defectos de nacimiento más comunes y para los que las terapias mínimamente invasivas representan una opción para muchas mascotas

Animales como perros y gatos también se ven afectados por las cardiopatías congénitas.
Animales como perros y gatos también se ven afectados por las cardiopatías congénitas.

Terapias de mínima invasión, oportunidad contra las cardiopatías congénitas en veterinaria

El 14 de febrero es el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, uno de los defectos de nacimiento más comunes y para los que las terapias mínimamente invasivas representan una opción para muchas mascotas

Laura Castillo - 14-02-2022 - 10:00 H - min.

El 14 de febrero se celebra el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas para recordar uno de los defectos de nacimiento más comunes producido durante el periodo embrionario, y caracterizado por la presencia de alteraciones estructurales del corazón y los principales vasos sanguíneos.

En este día se pretende reconocer a las personas afectadas por esta patología y a todos los médicos, enfermeros e investigadores que conciencian sobre esta enfermedad. No obstante, además de las personas, animales como perros y gatos también se ven afectados por cardiopatías.

En una reciente revisión científica, realizada por un investigador de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Texas, se han recopilado una serie de consideraciones claves en el abordaje de las cardiopatías congénitas en perros y gatos.

A lo largo del estudio se aborda la prevalencia de las cardiopatías congénitas basándose en datos de perros y gatos, tanto mestizos como de raza, aportados por diferentes hospitales universitarios y centros de referencia de diferentes países del mundo.

Así, en la investigación se destaca que la prevalencia de la enfermedad en gatos iría del 0,13% al 0,2%, mientras que en el caso de los perros estaría entre el 0,46% y el 1,6% de la población.

En cuanto a las anomalías que normalmente observan y notifican los veterinarios, en el estudio se señala que en los gatos suelen ser el defecto del tabique ventricular el que se identifica con mayor frecuencia, seguido de displasia de la válvula mitral y tricúspide, el defecto del tabique auriculoventricular, el conducto arterioso permeable (PDA) y la estenosis de la válvula pulmonar y aórtica (PS).

Respecto a los perros, los defectos más comúnmente observados por los veterinarios incluyen PDA, PS, estenosis subaórtica (SAS), comunicación interventricular, o displasia de la válvula mitral y tricúspide, con y sin estenosis.

“Si bien algunos defectos no provocan morbilidad en un animal individual, otros causan signos clínicos graves y la muerte a una edad temprana. Los avances en imagenología y la expansión de las opciones de tratamiento ofrecen cada vez más posibilidades en el diagnóstico y manejo de las cardiopatías congénitas”, apunta el estudio.

Además, se subraya que el aumento de terapias avanzadas y de mínima invasión para la cardiopatía coronaria también crea una oportunidad para que los propietarios busquen opciones para sus mascotas.

A modo de conclusión, en el estudio se explica que es importante reconocer la cardiopatía coronaria en perros y gatos a cualquier edad y tener en cuenta que el manejo del caso es específico para el paciente en función de una serie de variables, que incluye el tipo de cardiopatía coronaria, la caracterización de la anatomía, la presencia de cardiopatías congénitas o adquiridas concurrentes, la presencia de signos clínicos y las opciones de procedimiento disponibles.

LA IMPORTANCIA DE IMPULSAR LA CARDIOLOGÍA EN VETERINARIA

Conscientes de la relevancia que tienen los problemas cardíacos en la salud de los animales de compañía, compañías del sector de la salud animal como Boehringer Ingelheim han apostado por la concienciación de los propietarios.

Y es que, desde Boehringer cuentan con la campaña ‘La vida en un soplo’, con la que se han propuesto concienciar a los propietarios de perros de edad avanzada de la importancia de acudir con regularidad al veterinario para la detección o la prevención de patologías cardiacas, que afectan a un 10% de los canes. La iniciativa incluye contenidos y materiales como vídeos y posts para compartir en las redes sociales de la clínica veterinaria.

Por su parte, Dechra cuenta con una página web informativa para fomentar la comunicación entre veterinarios y responsables de perros con problemas cardiacos. En la web, el responsable del animal encontrará información sobre la insuficiencia cardiaca congestiva, la monitorización en casa, el tratamiento prescrito y la necesidad de hacer un seguimiento en la clínica veterinaria de forma regular para optimizar el resultado.

En el ámbito de la investigación de la cardiología veterinaria destaca el estudio clínico BESST (The BEazepril Spitonlactone STudy) de Ceva Salud Animal —el mayor realizado en cardiología veterinaria— publicado recientemente en el Journal of Veterinary Internal Medicine del Colegio Americano de Medicina Interna Veterinaria.

VOLVER ARRIBA