JUEVES, 28 de mayo 2020, actualizado a las 15:23

JUE, 28/5/2020 | 15:23

MASCOTAS

Las picaduras de medusas en perros, un riesgo durante el verano

En caso de que el animal sufra una picadura de medusa no se debe limpiar con agua dulce ni frotar la piel del animal, ya que según los expertos, estas dos acciones favorecen la descarga de los nematocistos, las células de las medusas que inyectan las toxinas al perro

Las picaduras de medusas en perros, un riesgo durante el verano

Las picaduras de medusas en perros, un riesgo durante el verano

En caso de que el animal sufra una picadura de medusa no se debe limpiar con agua dulce ni frotar la piel del animal, ya que según los expertos, estas dos acciones favorecen la descarga de los nematocistos, las células de las medusas que inyectan las toxinas al perro

Fernando Núñez Benítez - 31-07-2018 - 13:00 H

España cuenta con numerosas playas habilitadas para disfrutar sin problemas de las mascotas. Sin embargo, a pesar de acudir a alguna playa donde no se corra el riesgo de sufrir una sanción económica, el día puede acabar con un disgusto.

Así, con el aumento de las temperaturas los perros son más asiduos a darse un refrescante baño en el mar, y ello unido a su carácter juguetón y curioso aumenta el riesgo de que sufran una picadura de medusa.

En principio, los canes están más protegidos por su pelaje y sus almohadillas plantares y palmares, que son duras, impermeables y bastantes resistentes, pero hay localizaciones más propicias a sufrir cierto tipo de lesiones como la trufa y cavidad oral, cara interna de las orejas, abdomen y en la región inguinal, según explican los veterinarios de la Clínica Veterinaria San Antón.

Normalmente, los principales síntomas que presentan las mascotas tras una picadura son dolor, eritema (enrojecimiento de la piel), edema (hinchazón causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo), prurito (picor) y pápulas (protuberancias de la piel). Además, en algunas ocasiones pueden aparecer complicaciones como cansancio, “llanto” y dificultades respiratorias, afirma el Hospital Veterinario San Vicente

Por otro lado, los expertos aconsejan que en caso de picadura de medusa en el perro, evitar que el animal se rasque y mantenerlo lo más quieto posible para que el veneno no se extienda, aplicar hielo durante 15 minutos evitando el contacto directo sobre la piel del animal, examinar la piel y el pelo en busca de restos de la medusa y, simultáneamente, raspar con cuidado la zona. Estas acciones mejorarán la situación del animal antes de la llegada a la clínica veterinaria.

Además, hacen hincapié en que no se debe emplear agua dulce ni frotar la piel del animal, puesto que estas dos acciones favorecen la descarga de los nematocistos, las células de la medusa que inyectan las toxinas.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.