JUEVES, 20 de junio 2024

JUE, 20/6/2024

MASCOTAS

Galicia, el último territorio de España que sigue sin contemplar la vacunación de rabia obligatoria

La comunidad gallega es la única región española donde no se han producido avances hacia la vacunación antirrábica obligatoria en mascotas

Luis Núñez Desiré, presidente del Consejo Gallego de Colegios Veterinarios (Alfonso Neira/Animal's Health).
Luis Núñez Desiré, presidente del Consejo Gallego de Colegios Veterinarios (Alfonso Neira/Animal's Health).

Galicia, el último territorio de España que sigue sin contemplar la vacunación de rabia obligatoria

La comunidad gallega es la única región española donde no se han producido avances hacia la vacunación antirrábica obligatoria en mascotas

Jorge Jiménez - 19-04-2023 - 16:07 H - min.

La vacunación obligatoria contra la rabia a nivel nacional es una de las reivindicaciones del colectivo veterinario español que parece que va cumpliéndose, ya que prácticamente todas las comunidades autónomas donde no estaba instaurada han tomado medidas y la han establecido o están en trámites para hacerlo.

De esta manera, de las 4 comunidades que no contemplaban la vacunación obligatoria, el País Vasco la ha instaurado recientemente, al igual que Asturias, donde hasta hace poco solo se tenía que vacunar de rabia a los perros potencialmente peligrosos.

Por su parte, Cataluña, aunque de momento no ha hecho obligatoria la vacunación antirrábica, ya lo está tramitando. La única comunidad autónoma que parece no haber movido ficha aún es Galicia, que sigue sin pronunciarse al respecto.

Esto ha provocado la reacción del colectivo veterinario gallego, y el presidente del Consejo Gallego de Colegios VeterinariosLuis Núñez Desiré, ha mostrado su malestar en declaraciones para Animal’s Health.

“No entendemos qué le cuesta al Gobierno de Galicia instaurar la vacunación de rabia obligatoria. Es un problema de salud pública, eso no se le puede escapar a nadie”, critica Núñez, que señala además que la no obligatoriedad de la vacunación en los perros de la comunidad autónoma hace que sea imposible establecer una trazabilidad de aquellos que sí lo están.

En este sentido, señala, sería “catastrófico” si la comunidad gallega viviera un brote de rabia como el de Toledo del año 2013, en el que un perro infectado fue introducido desde Marruecos sin cumplir los requisitos sanitarios y terminó mordiendo a varios niños, ya que no habría manera de determinar oficialmente los animales vacunados, lo que podría complicar la gestión del foco.

“Si los responsables del foco de rabia en Toledo, en vez de haber parado en Castilla-La Mancha, donde la vacunación es obligatoria, llegan a Galicia: ¿qué hubiésemos hecho? Habría sido un problema muy grande, incluso habiendo un plan de contingencia a nivel estatal”, reconoce.

RABIA EN GALICIA: “TENEMOS FRONTERA CON PORTUGAL Y PUERTOS IMPORTANTES”

Una de las causas que ha llevado a las comunidades autónomas españolas que faltaban por instaurar la vacunación antirrábica a mover ficha en este sentido ha sido la llegada de animales de compañía junto a refugiados de Ucrania, un país donde la rabia está presente y es endémica.

Por ello, comunidades autónomas fronterizas como País Vasco y Cataluña, han instaurado la vacunación o han dado pasos. En este punto, Núñez recuerda que Galicia también tiene frontera, en su caso con Portugal, y subraya el hecho de la importancia de sus puertos.

“En Galicia tenemos puertos importantes donde muchas veces desembarcan mascotas que vienen de terceros países. Aquí hay un riesgo evidente. Y la vacunación de rabia es el método más efectivo contra ese peligro”, remarca el presidente del Consejo.

Sin embargo, desde la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia han explicado a este medio que, en la actualidad, en la región el riesgo de que aparezca rabia sigue siendo mínimo, por lo que no se prevén cambios respecto a la vacunación obligatoria de las mascotas.

A pesar de todo lo anterior, el presidente del Consejo gallego asegura que seguirán insistiendo en el asunto a la Administración, manteniendo también reuniones con la Organización Colegial Veterinaria (OCV) al respecto, ya que consideran que es un tema que hay que abordar para evitar un problema de salud pública.

Por último, Núñez vuelve a defender que la vacunación antirrábica debería ser de obligado cumplimiento a nivel nacionalgestionándose de una forma más centralizada, en vez de depender de los gobiernos autonómicos, como ocurre con enfermedades como la tuberculosis en ganadería.

VOLVER ARRIBA