LUNES, 10 de diciembre 2018, actualizado a las 5:33

LUN, 10/12/2018 | 5:33

MADRID

GANADERÍA

Bélgica combate a contrarreloj la Peste Porcina Africana

Entre las medidas que ha propuesto René Collin, ministro de Agricultura de Valonia, para combatir la Peste Porcina Africana, está la reducción de la población de jabalí al 50% en el territorio de la región y la eliminación de los ejemplares presentes en la zona afectada

GALERIA
René Collin, ministro de Agricultura, Naturaleza y Bosques de Valonia

Bélgica combate a contrarreloj la Peste Porcina Africana

Entre las medidas que ha propuesto René Collin, ministro de Agricultura de Valonia, para combatir la Peste Porcina Africana, está la reducción de la población de jabalí al 50% en el territorio de la región y la eliminación de los ejemplares presentes en la zona afectada

Jorge Jiménez Rodríguez - 30-11-2018 - 14:10 H

El ministro de Agricultura de la región de Valonia, René Collin ha puesto sobre la mesa una serie de nuevas medidas para combatir de manera más efectiva el problema de la Peste Porcina Africana (PPA) que se lleva dando en Bélgica a lo largo de este año. Una de las medidas que Collin ha anunciado ha sido la reducción de la población del suido salvaje en la región de Valonia en un 50% en los próximos 2 años. Esta medida tendría que llevarse a cabo mediante el ejercicio de la caza. A este respecto, el ministro ha aconsejado que la caza se practique de manera “intensiva” contra los jabalíes, dado el alto riesgo de contagio que su presencia conlleva para las explotaciones ganaderas belgas.

René Collin ha puntualizado, también, que, en la zona afectada por la PPA, que actualmente ocupa unas 63.000 hectáreas de la región de Valonia, “la tendencia tiene que ir a cero”, refiriéndose a la presencia de jabalíes en esta área controlada. Y es que, según ha afirmado el ministro, en el área afectada no debería quedar ningún jabalí. La zona afectada está dividida en 3 áreas, núcleo, amortiguamiento y zona de observación reforzada, aunque en la actualidad se ha añadido una cuarta zona, la de vigilancia. A este respecto, el ministro ha propuesto que los jabalíes abatidos en la zona de observación reforzada sean compensados con 100 euros por ejemplar, al cazador que lo abata y lo lleve hasta un centro de análisis. Mientras que, si el jabalí es abatido en la zona de vigilancia, la subvención baja a 50 euros. La diferencia en las compensaciones viene dada porque para poder transportar un animal abatido en la zona de observación reforzada hasta el centro de análisis correspondiente, los cazadores tienen que disponer de un equipo especial y de unos conocimientos concretos en bioseguridad, con lo cual se dificulta el proceso.

Por su parte, Benoît Petit, presidente del Royal Saint-Hubert Club de Bélgica ha asegurado que los objetivos de reducción poblacional que propone el ministro son “difíciles si no imposibles de alcanzar” en los plazos propuestos. Por otro lado, la Federación Unida de Grupos de Ganaderos y Agricultores (FUGEA), ha considerado que la población de jabalíes en el campo de Valonia era demasiado grande. Desde esta organización han propuesto que se prohíba la alimentación disuasoria en toda la región. Además, han apoyado al ministro de Agricultura en sus medidas de control y reducción drástica de la población de suidos salvajes, incluyendo la extensión de la temporada de caza. Desde FUGEA se ha criticado la mala gestión de las poblaciones de jabalíes que durante varios años les ha permitido a éstos multiplicarse.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.