MARTES, 24 de mayo 2022, actualizado a la 1:24

MAR, 24/5/2022 | 1:24

EMPRESAS

Las autovacunas, una opción para reducir el uso de antibióticos en veterinaria

David Espigares, responsable del Servicio Técnico Porcino de Ceva Salud Animal, analiza los beneficios del uso de autovacunas para prevenir enfermedades causadas por patógenos frente a los que no existen vacunas comerciales

David Espigares, responsable Servicio Técnico Porcino Ceva Salud Animal.
David Espigares, responsable Servicio Técnico Porcino Ceva Salud Animal.

Las autovacunas, una opción para reducir el uso de antibióticos en veterinaria

David Espigares, responsable del Servicio Técnico Porcino de Ceva Salud Animal, analiza los beneficios del uso de autovacunas para prevenir enfermedades causadas por patógenos frente a los que no existen vacunas comerciales

Redacción - 14-03-2022 - 09:29 H - min.

La reducción del uso de antibióticos en veterinaria es uno de los objetivos que se persiguen tanto a nivel nacional como europeo. De hecho, el pasado 28 de enero entró en aplicación el Reglamento (UE) 2019/6 sobre medicamentos veterinarios que hace especial énfasis en la lucha contra las resistencias antimicrobianas, ya que suponen un riesgo para personas y animales.

En concreto, la nueva regulación europea presta atención a los antibióticos, y establece que no se usen de forma rutinaria o para compensar la falta de higiene, la crianza inadecuada de animales o la mala gestión de la granja.

No obstante, al menos en el caso de España, ya se han dado pasos importantes para la reducción del uso de antibióticos. En este sentido, el sector porcino español ha conseguido reducir casi en un 100% el uso de colistina; y en otros sectores ganaderos también están realizándose esfuerzos.

Para ayudar a disminuir el uso de antibióticos, desde la industria de la sanidad animal se han desarrollado y perfeccionado herramientas preventivas como las vacunas. Una de las compañías que ha apostado por nuevas soluciones preventivas ha sido Ceva Salud Animal.

A este respecto, el veterinario David Espigares, responsable del Servicio Técnico Porcino de Ceva Salud Animal, ha explicado en una entrevista para Animal’s Health cómo la compañía ha apostado por las autovacunas en este sector y los beneficios de estas para el concepto de ‘One Health’, al reducirse el uso de antibióticos.

Espigares explica que Ceva Salud Animal ha desarrollado en los últimos años “un gran abanico de soluciones preventivas” frente a las enfermedades que afectan de forma relevante al ganado porcino, para ayudar a una producción más eficiente y sostenible por parte de los veterinarios y ganaderos.

“En este contexto, el papel de Biovac —laboratorio de Ceva— y las autovacunas es clave para prevenir enfermedades causadas por patógenos frente a los que no se dispone de vacunas comerciales, tales como Streptococcus suis”, indica el veterinario.

Con las autovacunas, Espigares destaca que Ceva Biovac pone a disposición de los veterinarios herramientas que permiten trabajar en el control de esta enfermedad reduciendo la dependencia del uso de antimicrobianos.

Además, el responsable del Servicio Técnico Porcino de Ceva, explica que la experiencia en microbiología de Biovac junto con la de Ceva en producción de vacunas y nuevas tecnologías han sido claves para el desarrollo de mejoras en los procesos de fabricación específicos, así como en los controles de calidad en todas las fases del proceso de las autovacunas.

Y es que, Espigares subraya la importancia de la calidad de las autovacunas y destaca aspectos importantes en su fabricación, como el cultivo e inactivación de bacterias y la elección de un adyuvante apropiado, que será clave para determinar la eficacia.

Ceva Biovac se ha distinguido siempre por la calidad de sus autovacunas. Su planta es la primera europea de autovacunas en obtener una licencia GMP (Buenas Prácticas de Fabricación)”, apunta el responsable del Servicio Técnico.

Por último, Espigares explica que Ceva pone a disposición de los veterinarios un servicio de asesoría a través de su Servicio Técnico Porcino, que acompaña desde el inicio del proceso: la toma de muestras y el diagnóstico, selección de los antígenos a emplear en la autovacuna, adyuvante más apropiado según el protocolo vacunal a realizar.

Gracias al servicio de asesoría, “se garantiza una continua comunicación sobre el proceso y el seguimiento de la vacunación una vez implementada, ya que son claves para conseguir el éxito”, concluye Espigares.

ACCEDE A LA ENTREVISTA COMPLETA

VOLVER ARRIBA