MIÉRCOLES, 17 de julio 2019, actualizado a las 8:56

MIÉ, 17/7/2019 | 8:56

ANIMALADAS

Desestiman la copropiedad de un perro por el testimonio del veterinario

Un juzgado de Murcia ha desestimado la demanda solicitada por un hombre que pedía la copropiedad del perro de su expareja tras valorar las facturas y el testimonio del veterinario

GALERIA

Desestiman la copropiedad de un perro por el testimonio del veterinario

Un juzgado de Murcia ha desestimado la demanda solicitada por un hombre que pedía la copropiedad del perro de su expareja tras valorar las facturas y el testimonio del veterinario

Javier López Villajos - 25-06-2019 - 14:03 H

Son ya numerosos los casos en los que un juez media para establecer un régimen de uso y disfrute compartido de una mascota tras la separación de sus dueños. Sin embargo, la titular del juzgado de primera instancia número 4 de Murcia ha desestimado la demanda de un hombre que pedía que se le declarase copropietario del perro de su expareja, con la que convivió dos años, y que se estableciese así un régimen de custodia compartida del animal, tal y como informan diferentes medios locales.

Esta resolución fue tomada después de analizar una serie de pruebas entre las que figuran las facturas del veterinario y su propio testimonio. Éste declaró que la mascota en cuestión, de nombre Indie y que fue adoptado en 2015 a través de una asociación granadina de defensa de los animales, es propiedad exclusiva de la demandada, Carmen Daniela, y que sufriría de “estrés por separación” en caso de alejarla de ella. 

De igual forma, el veterinario desaconsejó que el perro se desplazara cada cierto tiempo hasta Ibiza, donde vive actualmente el demandado, teniendo en cuenta que el animal tendría que ser sedado para ser introducido en una jaula para poder ir en el avión hasta allí.

La sentencia concluye que no consta que el animal tenga afecto alguno hacia el demandante. Y es que el propio Indie fue citado el pasado 18 de junio como un testigo más a la vista sobre su custodia compartida donde pusieron a prueba al animal para comprobar hacia quién de los dos litigantes tenía más afecto, comprobando que Indie se declinó por Daniela, mostrándose “nervioso y temeroso” cuando el demandante, al que no veía desde hace dos años, trataba de acariciarlo.

Por tanto, no existiendo la copropiedad del animal, no procede que se fije el régimen de uso o disfrute alternativo del bien, según comunican desde el Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJRM por sus siglas). En cualquier caso, se trataría de solventar "si procede acordar un uso y disfrute alterno, no un régimen de custodia exclusiva o compartida, al venir referida esta terminología a los hijos menores de edad, implicados en un proceso de familia, entablado por cualquier de sus progenitores", aclara la resolución.

ANTECEDENTES DEL LITIGIO

El demandante solicitaba la custodia compartida del perro alegando que se trataba de un bien adquirido durante la convivencia de pareja, pese a que la hermana de la demandada señaló que la idea de adoptar a Indie fue de la mujer. Lo cierto es que la pareja redactó un formulario de preadopción, poniendo de manifiesto las buenas condiciones que ofrecía su hogar para acoger al animal y durante nueve meses Indie convivió con ambos, quienes compartieron los gastos que requería el cuidado del animal.

Tras su ruptura en 2017, ambos mantuvieron un acuerdo sobre la custodia compartida de Indie dado que los dos litigantes vivían en Granada. El problema llegó cuando Daniela se mudó a Murcia y la relación entre ambos se enfrío hasta el punto de bloquear el contacto dado que, según indica Daniela, los mensajes que le envíaba su ex eran coercitivos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.