MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:08

MIÉ, 20/3/2019 | 8:08

PROFESIONALES

Un caballo reanuda la carrera gracias a las células madre

Un caballo 'warmblood', o de sangre templada, ha podido continuar con su carrera en los concursos de doma gracias al tratamiento con células madre, que le ha permitido superar las malformaciones de las vértebras de su cuello

GALERIA
Ejemplar de Holsteiner, un caballo alemán de sangre templada.

Un caballo reanuda la carrera gracias a las células madre

Un caballo 'warmblood', o de sangre templada, ha podido continuar con su carrera en los concursos de doma gracias al tratamiento con células madre, que le ha permitido superar las malformaciones de las vértebras de su cuello

Alfonso Neira de Urbina - 11-03-2019 - 11:20 H

San Fransisko o Sisko, un caballo 'warmblood', o de sangre caliente, de origen alemán, con un gran pedigrí ha estado a punto de perder su exitosa trayectoria en la doma por culpa de una lesión que sufrió mientras jugaba en el campo. El animal fue adquirido por Deborah hace cuatro años para convertirlo en un campeón, pero aunque el caballo era uno de los que más talento tenía para la doma, la lesión le provocó un gran dolor en el cuello y el animal se negó a continuar con el entrenamiento. Una situación que llevó a su propietaria a buscar la ayuda de los veterinarios.

Tras varias visitas a un experto en salud equina y la realización de numerosas pruebas de diagnóstico, el veterinario determinó que algunas de las vértebras del cuello de Sisko estaban malformadas, lo que le provocaba dolor y le impedía entrenar.

El síndrome facetario que sufría el équido suele estar provocado por trastornos del desarrollo o por lesiones que pueden provocar osteoartritis y compresión espinal. Los tratamientos convencionales para paliar el problema de las articulaciones degenerativas son eficaces para reducir la inflamación y el dolor, pero aun así puede que se dé una degeneración continua de las articulaciones facetarias y sus estructuras de soporte, lo que lleva a que el dolor y los síntomas empeoren.

Afortunadamente para Sisko, fue incluido en un programa de investigación clínica con células madre que estudiaba los efectos de la terapia de células madre regenerativas en équidos con síndrome facetario, llevado a cabo por el laboratorio VetStem.

En un primer momento, el veterinario de Sisko tomó muestra de la grasa de su cabeza y la envió al laboratorio para su procesamiento. Una vez que tenían las muestras, los técnicos de laboratorio procesaron asépticamente la grasa para extraer las células madre y, así, poder crear dosis inyectables de las propias células madres regenerativas del animal.

Las dosis desarrolladas fueron enviadas de vuelta al veterinario de Sisko, para que las inyectase en las articulaciones afectadas, además de realizar un tratamiento intravenoso. Asimismo, debido a que el caso de caballo era grave, recibió un tratamiento de seguimiento de aproximadamente seis semanas.

Finalmente, el tratamiento con células madre fue un éxito. Es más, Sisko comenzó a mejorar y poco a poco volvió a la competición después de una larga rehabilitación y recuperó completamente la movilidad del cuello en ambas direcciones e incluso llegó a ser campeón en competiciones de doma. “Sin lugar a dudas, Sisko no se habría recuperado ni habría podido reanudar la doma si no hubiera recibido los tratamientos con células madre. Estoy muy agradecida a mi veterinario por su ayuda continua a Sisko y a VetStem por almacenar reservas de sus células madre por si las necesita en el futuro”, ha concluido la propietaria del caballo, Deborah.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.