JUEVES, 29 de octubre 2020, actualizado a las 20:08

JUE, 29/10/2020 | 20:08

PROFESIONALES

Reconstruyen la mandíbula de un gato con un implante impreso en 3D

Se trata de la primera vez que un equipo de veterinarios, con ayuda de ingenieros, realiza una cirugía para reconstruir la mandíbula de un gato utilizando placas de titanio impresas en 3D

Reconstruyen la mandíbula de un gato con un implante impreso en 3D

Reconstruyen la mandíbula de un gato con un implante impreso en 3D

Se trata de la primera vez que un equipo de veterinarios, con ayuda de ingenieros, realiza una cirugía para reconstruir la mandíbula de un gato utilizando placas de titanio impresas en 3D

Javier López Villajos - 25-03-2019 - 13:50 H

El equipo de veterinarios de la clínica Eastcott Referrals (Reino Unido), con el apoyo de una tecnología diseñada por ingenieros, reconstruye con éxito la mandíbula fracturada de un gato a través de un implante hecho de placas de titanio impresas en 3D, técnica que de un tiempo a esta parte se está implementando en la salud animal.

Se trata de la primera vez que se utiliza esta técnica para abordar un caso de estas características, siendo este implante impreso en 3D capaz de ajustarse a la boca de la mayoría de pacientes felinos que han sufrido afecciones similares debido a accidentes de tráfico.

Peter Southerden, director de la clínica Eastcott Referrals y veterinario especialista en odontología y en cirugía oral y maxilofacial, destaca que “este tipo de reconstrucción supone un reto, no solo por la complejidad que presentan las fracturas, sino porque la mandíbula inferior de los gatos es pequeña, ofreciendo un margen de apenas dos centímetros para que los veterinarios puedan operar”. Con todo, Southerden indica que se trata de una “lesión común” debido a los atropellos de coches que sufren estos animales.

Hasta ahora los veterinarios han utilizado técnicas básicas para tratar esta clase de facturas como la fijación maxilomandibular (FMM), que para Southerden dificulta que los gatos coman fácilmente las durante seis semanas que requiere la recuperación de la operación, afectando negativamente a su calidad de vida.

Es por ello que el personal de la clínica de Eastcott Referrals apostó por utilizar un nuevo procedimiento. De esa forma, contando con la colaboración de Fusion Implants, empresa formada por ingenieros y veterinarios procedentes de la Universidad de Liverpool, el equipo responsable de la cirugía optó por implantar una placa de titanio impresa en 3D en la mandíbula inferior del gato. 36 horas después de la intervención, el animal podía volver a comer con normalidad, reduciendo así, no solo el tiempo de recuperación que ofrece el uso de técnicas básicas para operar este tipo de casos, sino el riesgo de complicaciones.   

  • GALERIA

    Imagen del diseño del implante y su implantación

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.