VIERNES, 7 de agosto 2020, actualizado a las 7:53

VIE, 7/8/2020 | 7:53

PROFESIONALES

¿Pueden los niños jugar con una pelota en la salida del confinamiento?

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias advierte que un juguete que rueda por el suelo, y todos los niños quieren coger y patear, no parece una buena elección en esta situación pandémica

¿Pueden los niños jugar con una pelota en la salida del confinamiento?

¿Pueden los niños jugar con una pelota en la salida del confinamiento?

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias advierte que un juguete que rueda por el suelo, y todos los niños quieren coger y patear, no parece una buena elección en esta situación pandémica

Redacción - 28-04-2020 - 10:50 H

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (SIVEPA) ha recomendado en un comunicado que los padres no lleven una pelota como juguete para los niños en el tiempo de salida del confinamiento.

“Los veterinarios siempre tenemos el ojo puesto en las posibles contaminaciones cruzadas, las condiciones ambientales o de comportamiento que favorezcan que uno u otro germen pueda contaminar superficies, alimentos, animales, personas, ambiente, etc. Desarrollamos continuamente protocolos de bioseguridad y planes de contingencia para combatir epidemias y pandemias”, apuntan desde SIVEPA.

Así, desde el sindicato indican que ya se había creado una organización internacional veterinaria 25 años antes de que se creara la Organización Mundial de la Salud con este fin, la Organización Mundial de Sanidad Animal. Asimismo, una gran parte del trabajo veterinario en todos sus campos, de laboratorio, clínico, zootécnico, de seguridad alimentaria, de control de zoonosis, control de riesgos biológicos ambientales, etc., requiere de un manejo y “perfeccionamiento constante” de las estrategias de higiene y bioseguridad.

“Por eso, con absoluto criterio profesional, recomendamos a los progenitores que estos días salen con sus hijos a jugar, que corran, salten, anden en patinete o en bici, o recuperen juegos del pasado que permitan mantener la distancia entre niños y mayores de diferentes núcleos familiares. Pero, sobre todo, les recomendamos que no jueguen con un objeto que rueda y golpea el suelo constantemente”, apuntan.

Y es que desde SIVEPA recuerdan que la pelota rueda por el suelo, va a las manos del niño y éstas a la cara, a la boca o a los ojos. “Ya nos cuesta a los mayores ser conscientes de cuando nos tocamos la cara, imagínense a un niño”, explican.

El suelo que toca la pelota, “casi nunca tendrá ninguna garantía sanitaria”, señalan desde el sindicato. “¿Pueden asegurar que nadie infectado por SARS-CoV-2 ha expectorado o tirado una colilla en alguno de los lugares por los que está rodando esa pelota?”, indican.

“Después, de una patada el balón se va a otro lado, y otro niño de otra familia, sin pensarlo, lo coge con las manos y nos lo devuelve; o incluso un adulto que estaba hablando y lo hizo de forma refleja. A lo mejor alguna de las veces nos damos cuenta y de inmediato desinfectamos la pelota, si es que hemos sido lo suficientemente precavidos como para salir con un pulverizador de lejía diluida, aunque lo normal será que no”, aseguran desde SIVEPA.

Por ello, aunque los veterinarios apuntan que desconocen el riesgo real de contagio que existe por la vía de la pelota, y ante la delicada situación sanitaria, socioeconómica y psicosocial que ha provocado el coronavirus, su recomendación la basan en el “principio de precaución de la medicina preventiva de colectividades”. Por ello, piden que, en estos momentos, se busquen alternativas que no sean un juguete que “rueda por el suelo, sale disparado en cualquier dirección, puede golpear a alguien en cualquier parte del cuerpo, y todo el mundo tiene la tentación de patear o coger con la mano”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.