JUEVES, 4 de junio 2020, actualizado a las 22:56

JUE, 4/6/2020 | 22:56

PROFESIONALES

Coronavirus: ¿Se pueden cerrar las clínicas veterinarias?

Ante el anuncio del cierre de los establecimientos y comercios de la Comunidad de Madrid, el colegio de veterinarios ha emitido una información urgente acerca del cierre de centros de medicina veterinaria por la crisis del coronavirus

Coronavirus: ¿Se pueden cerrar las clínicas veterinarias?

Coronavirus: ¿Se pueden cerrar las clínicas veterinarias?

Ante el anuncio del cierre de los establecimientos y comercios de la Comunidad de Madrid, el colegio de veterinarios ha emitido una información urgente acerca del cierre de centros de medicina veterinaria por la crisis del coronavirus

Redacción - 13-03-2020 - 20:40 H

El Consejo de Gobierno, presidido por la presidenta de la Comunidad de Madrid, reunido con carácter extraordinario, ha aprobado hoy una nueva serie de medidas en el marco de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19), que entrarán en vigor a partir de las 00.00 horas de este sábado 14 de marzo.

Así, a través de la Consejería de Sanidad, se ordena la suspensión de la actividad en todo el ámbito territorial de la Comunidad de Madrid de los espectáculos públicos, actividades recreativas, locales, establecimientos y comercios minoristas.

Del mismo modo, se ordena el cierre de parques de atracciones, parques zoológicos, parques recreativos infantiles, verbenas, desfiles y fiestas populares, entre otros.

La orden de la Consejería, no señala nada específicamente de los centros veterinarios, pero indica que esta orden no afecta a comercios minoristas de alimentación y primera necesidad y añade concretamente que podrán permanecer abiertas las tiendas de animales de compañía.

¿PUEDEN CERRAR LOS CENTROS VETERINARIOS?

En este sentido y para resolver las dudas de los colegiados y propietarios, el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (Colvema) ha emitido un comunicado explicando si deben o no mantener abiertos los centros clínicos veterinarios ante las medidas que va adoptando el Gobierno de restringir la actividad comercial.

El Colegio recuerda que los centros veterinarios están considerados como colaboradores de salud pública (Ley General de Salud Pública) ya que la veterinaria es una profesión sanitaria (Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias).

Por ello, considera que no existe ninguna justificación legal para el cierre de los centros veterinarios y la decisión de mantenerlos abiertos o no, queda supeditada a la decisión personal del responsable o responsables de cada centro.

Esto se une a las recomendaciones emitidas por Colvema sobre las medidas a adoptar en lo referente a restringir el número de personas en las salas de espera, el uso de toallitas desechables, el facilitar consultas telefónicas, etc, para evitar en la medida de lo posible los contagios.

Colvema insiste en la importancia de que los veterinarios como sanitarios y colaboradores con las autoridades en la aplicación de las medidas que se están adoptando en la crisis del Coronavirus COVID-19, envien mensajes de responsabilidad y calma a la ciudadanía, y difundir en el caso de los propietarios una serie de mensajes tranquilizadores sobre sus mascotas.

Así señalan la necesidad de reiterar que no hay ninguna evidencia científica de que los animales de compañía transmitan o padezcan el coronavirus COVID-19, en línea con la posición de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es importante recordar a los propietarios que sus mascotas en ningún caso van a estar desatendidas, pero al mismo tiempo informando de la necesidad de aplazar todas sus vistas rutinarias (vacunaciones, desparasitaciones...etc) y aquellas que no impliquen una urgencia, hasta que pase la fase crítica de esta emergencia sanitaria. En caso de duda por parte del propietario sobre si existe necesidad urgente de acudir al centro veterinario, aconsejarle que, antes de hacerlo, se ponga en contacto telefónico con su veterinario habitual, para que valore el caso.

Así, en la clínica veterinaria solo se debe permitir la atención con cita previa, llamando antes por teléfono, y se debe mantener la puerta cerrada y abrir solo ante la llegada del cliente citado, haciendo un uso muy restringido de la sala de espera, con el mínimo número posible de personas.

Por otro lado, los propietarios que presenten síntomas no deben acudir al centro veterinario con el animal enfermo, y comunicarán la situación por teléfono, para que otra persona puede llevarlo al centro veterinario.

Finalmente, se recomienda usar a los propietarios un gel desinfectante al entrar y al salir del centro veterinario y que a cada mascota le acompañará exclusivamente una persona.

Es fundamental insistir en que, los centros veterinarios, cuentan con las máximas garantías sanitarias y protocolos para evitar cualquier tipo de riesgo sanitario añadido.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.