LUNES, 11 de noviembre 2019, actualizado a las 23:00

LUN, 11/11/2019 | 23:00

PROFESIONALES

Mayor propagación de virus letal en mamíferos marinos por deshielo ártico

Un equipo de investigadores ha encontrado un vínculo entre la disminución del hielo ártico y un virus emergente letal para los mamíferos marinos del Pacífico Norte

GALERIA
El deshielo abre nuevas vías de comunicación entre poblaciones de mamíferos marinos.

Mayor propagación de virus letal en mamíferos marinos por deshielo ártico

Un equipo de investigadores ha encontrado un vínculo entre la disminución del hielo ártico y un virus emergente letal para los mamíferos marinos del Pacífico Norte

Redacción - 08-11-2019 - 18:30 H

Un estudio científico de la Universidad de California Davis (UC Davis) ha vinculado el deshielo en el Ártico con una mayor propagación de un virus letal para los mamíferos marinos, que amenaza las poblaciones del Pacífico Norte.

El virus del moquillo focino (VMF), patógeno responsable de matar a miles de focas moteadas europeas en el Atlántico Norte en 2002, fue identificado en nutrias marinas del norte de Alaska en 2004, generando el interrogante sobre cuándo y cómo llego el virus a ese lugar.

El estudio, de 15 años de duración y publicado en Scientific Reports, subraya como la remodelación radical del hielo marino histórico puede haber abierto vías de contacto entre las focas árticas y subárticas, algo que antes era imposible. Esta situación provocó la introducción del virus en el Pacífico Norte.

“La pérdida de hielo marino está llevando a la fauna marina a buscar alimento y forrajear en nuevos hábitats y, eliminar esa barrera física, está permitiendo nuevas caminos por los que se mueven”, ha explicado Tracey Goldstein, autora del estudio y directora asociada del Instituto One Health de la Facultad de Medicina Veterinaria de la UC Davis, quien señala que “a medida que los animales se mueven y entran en contacto con otras especies, tienen la potencialidad de introducir y transmitir nuevas enfermedades infecciosas, con un impacto potencialmente destructor”.

A MEDIDA QUE EL HIELO SE DERRITE, EL VIRUS SE PROPAGA

Durante el estudio, los investigadores tomaron muestras de la exposición e infección por el VMF en mamíferos marinos, desde 2001 hasta el 2016, de diversas especies. Por otro lado, el hielo del océano Ártico y las rutas abiertas se evaluaron desde el Atlántico Norte hasta el Pacífico Norte.

Los datos de telemetría satelital ayudaron a los investigadores a vincular el movimiento de los animales y los datos de los factores de riesgo, para demostrar que los animales expuestos tienen la capacidad de transportar a largas distancias el VMF.

El estudio identificó la infección generalizada y la exposición al virus a través del Océano Pacífico Norte a partir de 2003, con un segundo pico de exposición e infección en 2009. Estos picos coincidieron con reducciones en la extensión del hielo marino del Ártico.

“A medida que el hielo marino continúa su tendencia a derretirse, la posibilidad de que este virus y otros patógenos se propaguen entre los mamíferos marinos del Atlántico Norte y del Pacífico Norte puede aumentar y volverse más común”, ha remarcado la autora principal del estudio y, actualmente, profesora de la Universidad de Nebraska (Lincoln, EE. UU.), Elizabeth VanWorner, quien concluye que el estudio “destaca la necesidad de comprender la transmisión de VMF y el potencial de brotes en especies sensibles dentro de este entorno que cambia rápidamente”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.