DOMINGO, 16 de junio 2024

DOM, 16/6/2024

PROFESIONALES

Alertan de que la ola de calor de esta semana disparará la plaga de garrapatas en España

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental alertan de la amenaza sanitaria que supone esta plaga y piden extremar las precauciones e incrementar el control sobre sus poblaciones

Jorge Galván, director general de ANECPLA.
Jorge Galván, director general de ANECPLA.

Alertan de que la ola de calor de esta semana disparará la plaga de garrapatas en España

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental alertan de la amenaza sanitaria que supone esta plaga y piden extremar las precauciones e incrementar el control sobre sus poblaciones

Redacción - 09-08-2023 - 09:57 H - min.

Las garrapatas se están convirtiendo en una de las plagas más peligrosas del territorio español. Con poblaciones que se multiplican a la velocidad de la pólvora con el calor y una alta capacidad de transmisión de zoonosis potencialmente mortales como la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, la enfermedad de Lyme o la encefalitis transmitida por garrapatas, por citar solo algunas, la amenaza está servida.

“El cambio climático, con su aumento progresivo de temperaturas, no sólo está dilatando la época de reproducción de estos artrópodos —la primavera cada vez empieza antes y el otoño cada vez termina más tarde— sino que además está acelerando su metabolismo. De modo que se reproducen más veces en un mayor espacio de tiempo”, así lo explica el director general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), Jorge Galván. “Eso es precisamente lo que va a ocurrir esta semana de ola de calor: las poblaciones de garrapatas se van a multiplicar exponencialmente en determinadas zonas”, alerta Galván. 

Existen muchas especies de garrapatas. En España preocupan especialmente dos de ellas, que son de especial interés sanitario: las garrapatas del género Hyalomma y las del género Ixodes. “La primera de ellas es el principal vector transmisor del virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. Mientras que la segunda está involucrada, por su parte, en la trasmisión de una gran variedad de patógenos de importancia clínica-veterinaria, entre los que se encuentra el virus de la encefalitis transmitida por garrapatas y la bacteria de Borrelia, causante de la enfermedad de Lyme”, explica el director general de ANECPLA.

Por ello, desde ANECPLA ruegan extremar las precauciones de la población general en sus salidas al campo e incrementar, por parte de las Administraciones Públicas, las acciones dirigidas al control de este artrópodo ante su incremento disparado. Pero la presencia de garrapatas cada vez se circunscribe menos al campo y se extiende cada vez más por los parques y jardines de las ciudades, donde pueden tener contacto con mamíferos que ejercen de reservorios: conejos, ardillas, roedores…

“Es fundamental que las Administraciones destinen recursos a este aspecto de importancia sanitaria creciente, delegando en los profesionales de la Sanidad Ambiental su gestión”, afirma Galván. “Ya que son estos profesionales quienes poseen los conocimientos específicos necesarios para emplear unos u otros métodos de control en función del ciclo biológico en el que se encuentre la plaga, las condiciones ambientales o el nivel de infestación, minimizando siempre el posible impacto de estos tratamientos elegidos sobre el medio ambiente, los animales y el ser humano”. De ahí la importancia, insiste el director general de ANECPLA, “de que sean profesionales de la gestión de plagas quienes realicen este servicio de forma profesional”.

Como recomendaciones a la población general, ANECPLA explica que las garrapatas suelen encontrarse en las hierbas altas en entornos naturales (campo, parques e incluyo en playas) esperando que pase un hospedador -que puede ser bien un humano o un animal- al que adherirse y alimentarse así de su sangre. Por eso, la Asociación da una serie de consejos como si se pasea con las mascotas, asegurarse de que llevan un tratamiento antiparasitario; así como revisar la posible presencia de garrapatas en personas y animales de compañía varias veces durante y al finalizar el paseo.

Jorge Galván indica que “el progresivo aumento de las temperaturas ha convertido a España en un país tan propicio para el desarrollo de las garrapatas como lo es África, por ello su población no para de aumentar en los últimos años. Es fundamental que se activen los protocolos de control necesarios contra esta especie y que, tanto desde las Administraciones como desde el sector de la sanidad ambiental y los propios ciudadanos, se realicen labores de prevención”.

El método de control empleado en cada caso variará, tal y como afirma Galván, “en función de la toma en consideración de factores como el ciclo biológico en el que se encuentre la plaga, las condiciones ambientales, el nivel de infestación o la minimización del posible impacto sobre el medio, los animales y el ser humano”. De ahí la importancia, insiste el director general de ANECPLA, “de que sean profesionales de la gestión de plagas quienes realicen este servicio de forma profesional”.

ANECPLA y sus asociados colaboran con el Proyecto GARES (coordinador por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA – CSIC) y la Universidad Complutense de Madrid (UCM), cuyo objetivo fundamental es elaborar un mapa de garrapatas de España. El proyecto constituye el primer esfuerzo colectivo en el que los principales expertos del país en el campo de las garrapatas y de las enfermedades que transmiten se unen para construir lo que puede ser el establecimiento de un plan de Supervisión de Garrapatas en España que complete la información existente.

En concreto, pretenden crear un Grupo Nacional de Expertos sobre Garrapatas y Enfermedades transmitidas como referencia para la creación de contenidos y apoyo; hacer el primer mapa global de las garrapatas de España, con técnicas de muestreo, georreferenciación e identificación unificadas.

Asimismo, se busca completar el mapa con la distribución de los principales agentes zoonósicos bacterianos y víricos y su relación con las distintas especies de garrapatas; mejorar el conocimiento de la competencia vectorial de H. lusitanicum y el virus de la Fiebre Hemorrágica de Crimea – Congo; así como crear una colección nacional de garrapatas y material genético.

VOLVER ARRIBA