MARTES, 9 de agosto 2022, actualizado a la 1:18

MAR, 9/8/2022 | 1:18

POLÍTICA

Melilla mantiene el nivel de alerta 1 por rabia, pero rebaja las medidas

El Gobierno de la ciudad autónoma ha declarado el nivel de alerta 1 de rabia ajustado estrictamente al Plan de Contingencia para el Control de la Rabia en Animales Domésticos en España

Francisca García Maeso, consejera de Bienestar Animal de Melilla.
Francisca García Maeso, consejera de Bienestar Animal de Melilla.

Melilla mantiene el nivel de alerta 1 por rabia, pero rebaja las medidas

El Gobierno de la ciudad autónoma ha declarado el nivel de alerta 1 de rabia ajustado estrictamente al Plan de Contingencia para el Control de la Rabia en Animales Domésticos en España

Redacción - 27-07-2022 - 08:53 H - min.

Este miércoles 27 de julio, la Consejería de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal de Melilla ha publicado la Resolución nº 2276 de fecha 26 de julio de 2022, por la que se declara el nivel de alerta 1 de rabia ajustado estrictamente al Plan de Contingencia para el Control de la Rabia en Animales Domésticos en España.

Tras las actuaciones realizadas contempladas en la Orden Nº 1254 de fecha 19 de noviembre de 2021, por la que se declaraba el Nivel de Alerta 1 del Plan de Contingencia para el Control de la Rabia en Animales Domésticos en España, en el que se incluyeron todas las medidas del nivel 1 reforzadas con otras medidas de prevención primaria, así como con el Reglamento de Sanidad Animal en la Ciudad de Melilla, procede en la situación actual declarar el nivel de alerta 1 de rabia ajustado estrictamente al Plan de Contingencia para el Control de la Rabia en Animales Domésticos en España”, asegura la Consejería.

Y es que, afirma que desde el 2 de marzo de 2022 no se han producido en Melilla casos de rabia con trascendencia para la Salud Pública, por haberse dado en animales acogidos en el Centro de Acogida y Observación de Animales Domésticos, o por tratarse de casos importados de Marruecos, según los correspondientes informes policiales y el reciente informe técnico sobre el resultado de la secuenciación genómica efectuada en el Centro Nacional de Microbiología, centro de referencia de la rabia.

Este hecho, explican desde el Gobierno de la ciudad autónoma, “pone de manifiesto la eficacia de las medidas adoptadas para combatir el brote de rabia ocurrido en perros asilvestrados y vagabundos”.

Asimismo, indican que en la Comisión Técnica de Rabia del pasado 12 de julio, en la que participan los Ministerios de Sanidad y Agricultura junto a la Consejería de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal, se acordó, atendiendo a la situación actual, pasar al nivel 1 de alerta de rabia del Plan de Contingencia con las medidas contempladas estrictamente en el citado Plan.

“Las medidas que se toman habitualmente en Melilla frente a la Rabia son amplias e importantes, pero, no obstante, en estas circunstancias, se hace necesario seguir manteniendo el nivel 1 de Alerta”, señalan.

Con esta nueva resolución, la Consejería toma también una serie de medidas, entre las que estaría que cualquier animal agresor susceptible a la rabia que se encuentre dentro del Área geográfica de Restricción (AR) —a excepción de los identificados y vacunados correctamente— será considerado como caso probable, y en cualquier caso deberá extremarse la vigilancia epidemiológica.

Además, se llevará a cabo un refuerzo de la vigilancia y medidas de control y se comunicará a la empresa adjudicataria del servicio de recogida de residuos la obligación de notificar a Sanidad Animal, de forma inmediata, la aparición de cualquier animal carnívoro silvestre o doméstico aparecido muerto dentro del área restringida.

También se tomarán muestras de todos los cadáveres de carnívoros encontrados en el AR siempre que su estado lo haga posible, para su envío al Laboratorio Nacional de Referencia para su diagnóstico de rabia.

Por otro lado, se evitará el contacto del ganado doméstico con cualquier carnívoro doméstico. Si de la vigilancia del ganado se sospechase que algún animal puede haber sido infectado, se aislará y, en caso de mostrar sintomatología compatible, se sacrificará y se analizará.

Por último, entre otras medidas, se prevé que, si bien el nivel de protección y vacunación en la Ciudad Autónoma de Melilla es muy elevado, se reforzará aún más la vacunación e identificación de perros, gatos y hurones y, si fuese necesario, de otros animales susceptibles.

VOLVER ARRIBA