MIÉRCOLES, 14 de noviembre 2018, actualizado a la 1:23

MIÉ, 14/11/2018 | 1:23

MADRID

POLÍTICA

Madrid ultima el Reglamento de Protección de Animales de Compañía

El Reglamento de Protección de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid está en su fase final, pendiente de aprobación como decreto por parte del Consejo de Gobierno. Dicha normativa contempla diversos aspectos, como los requisitos de formación de quienes trabajan con animales o las condiciones de venta de mascotas para evitar el tráfico ilegal

GALERIA
Ángel Garrido García, presidente de la Comunidad de Madrid

Madrid ultima el Reglamento de Protección de Animales de Compañía

El Reglamento de Protección de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid está en su fase final, pendiente de aprobación como decreto por parte del Consejo de Gobierno. Dicha normativa contempla diversos aspectos, como los requisitos de formación de quienes trabajan con animales o las condiciones de venta de mascotas para evitar el tráfico ilegal

Alfonso Neira de Urbina - 23-10-2018 - 11:40 H

En una reunión mantenida en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el Consejo de Protección y Bienestar Animal, órgano de consulta y participación formado por sociedades protectoras, veterinarios, municipios y expertos, ha perfilado de forma definitiva el Reglamento que desarrolla la Ley 4/2016 de Protección de los Animales de Compañía. El texto está en su última fase de tramitación, después de su aprobación por parte del Consejo de Protección y Bienestar Animal, a la espera de que el Consejo de Gobierno apruebe dicho reglamento como decreto.

El nuevo reglamento incluye diversos aspectos para la protección de los animales de compañía. En primer lugar, define los centros de acogida, las colonias felinas, las colecciones particulares, las rehalas y las perreras deportivas. Además de reconocer a las casas de acogida como centros de acogida, con la intención de fortalecer el papel de las entidades protectoras y la colaboración de estas con las administraciones públicas. Asimismo facilita que estos emplazamientos puedan alojar animales perdidos, abandonados o vagabundos.

Un punto importante del nuevo reglamento es la tenencia de animales de compañía en el domicilio. El texto establece quienes pueden ser dueños de mascotas, debido a la responsabilidad que implica ser propietario de un animal. También, en este sentido, recoge el seguro de responsabilidad civil y el régimen de acceso a establecimientos, instalaciones y medios de transporte. Además de regular las horas en las que los dueños pueden pasear sueltos a los perros en parques y jardines.

En cuanto a la vacunación, el reglamento instaura la obligatoriedad de la vacuna frente a la rabia en perros, así como la recomendación de que sea suministrada a gatos y hurones. Otro aspecto que afecta a los dueños de mascotas es la identificación; en este caso, establece como obligatorio el microchip en todos los animales de compañía a partir de los tres meses de edad. Por su parte, los amantes de las aves tendrás que utilizar el anillado como método de identificación.

CONTRA LA VENTA ILEGAL Y A FAVOR DEL BIENESTAR ANIMAL

El reglamento, amén de regular el Registro de Identificación de Animales de Compañía y el de los Centros de Animales de Compañía, estipula las condiciones que deben tener todos los centros que alberguen animales de compañía (desde residencias y criaderos, hasta rehalas o instalaciones para albergar animales en aeropuertos) Una disposición que pretende mejorar el bienestar animal en los lugares que los cobijan.

Las organizaciones de defensa de los animales, para ser consideradas como entidades colaborativas, tendrán que cumplir una serie de obligaciones que recoge el nuevo reglamento. Además, el texto contempla los requisitos formativos de aquellos que trabajan con animales de compañía, así como el papel que desarrollan los voluntarios. Relacionado con este aspecto, el reglamento expone las condiciones para la creación y mantenimiento de colonias felinas controladas.

Por último, en pos de la protección de los negocios lícitos y para luchar contra el tráfico ilegal, el nuevo reglamento delimita las condiciones de venta de animales de compañía. Además establece el número de perros y gatos que pueden estar físicamente en un establecimiento de venta y el espacio que se les debe proporcionar.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.