SÁBADO, 17 de agosto 2019, actualizado a las 20:18

SÁB, 17/8/2019 | 20:18

POLÍTICA

Alertan de riesgo sanitario en el intercambio de ganado con Cantabria

Asaja advierte a los ganaderos de Castilla y León del riesgo sanitario que entraña el intercambio de ganado con Cantabria, al delegar el diagnóstico a veterinarios contratados por los ganaderos, y pide unas normas comunes para toda España

GALERIA
El consejero de Medio Rural de Cantabria, Jesús Miguel Oria Díaz (izda), y el presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo Caminero.

Alertan de riesgo sanitario en el intercambio de ganado con Cantabria

Asaja advierte a los ganaderos de Castilla y León del riesgo sanitario que entraña el intercambio de ganado con Cantabria, al delegar el diagnóstico a veterinarios contratados por los ganaderos, y pide unas normas comunes para toda España

Redacción - 27-03-2019 - 12:30 H

La organización agraria Asaja ha alertado a los ganaderos de Castilla y León del riesgo sanitario que supone el intercambio de ganado con Cantabria por considerar que los sistemas de control en la comunidad vecina podrían no ser fiables.

En un comunicado, Asaja Castilla y León ha recelado de la normativa de sanidad animal de Cantabria que "delega el diagnóstico de la enfermedad objeto de erradicación en veterinarios contratados por el propio ganadero". Para la organización agraria, este tipo de contratación "resta la debida imparcialidad" al diagnóstico.

Asaja Castilla y León ha afirmado que en las restantes comunidades "la práctica habitual" es que las pruebas diagnósticas las hagan veterinarios oficiales o pertenecientes a empresas contratadas por la propia administración, debido a que "no se puede ser juez y parte".

Ha insistido en su petición de que las campañas de sanidad animal se lleven a cabo en toda España bajo "unas normas comunes" y "con el mismo ritmo de ejecución", con el objeto de que no sea necesario restringir los movimientos de ejemplares entre los distintos territorios. 

También ha recordado que en Castilla y León se ha hecho "un gran esfuerzo" para controlar enfermedades como la brucelosis y la tuberculosis bovina mediante la aplicación de programas rigurosos que han supuesto el sacrificio de miles de cabezas de ganado cada año y la limitación en los movimientos de los animales, "lo que no ha ocurrido en todos los territorios".

Asaja ha advertido que la preocupación por la sanidad animal en Cantabria viene acentuada por tratarse de una comunidad vecina con la que son habituales los intercambios de cabezas de ganado y de aprovechamiento de pastos.

Por eso, ha pedido a la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León que esté muy vigilante ante las solicitudes de movimiento de ganado procedentes de Cantabria y que no autorice las remitidas por explotaciones con historial sanitario de riesgo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.