MIÉRCOLES, 18 de mayo 2022, actualizado a las 11:42

MIÉ, 18/5/2022 | 11:42

MASCOTAS

Una perra se recupera de una cojera tras una operación de rodilla gracias a la radiofrecuencia

La veterinaria experta en rehabilitación Laura Sánchez ha publicado el caso clínico de una perra operada de una luxación de la rótula que consiguió volver a utilizar la pata intervenida tras varias sesiones de diatermia por radiofrecuencia

Imagen de una de las sesiones de radiofrecuencia aplicadas.
Imagen de una de las sesiones de radiofrecuencia aplicadas.

Una perra se recupera de una cojera tras una operación de rodilla gracias a la radiofrecuencia

La veterinaria experta en rehabilitación Laura Sánchez ha publicado el caso clínico de una perra operada de una luxación de la rótula que consiguió volver a utilizar la pata intervenida tras varias sesiones de diatermia por radiofrecuencia

Francisco Ramón López - 20-04-2022 - 14:57 H - min.

Es común tener inflamación, limitación al movimiento, pérdida de fuerza y otras alteraciones funcionales tras una cirugía ortopédica en un animal de compañía. Por ello, a través de la fisioterapia postoperatoria, se establece un programa para aliviar las molestias y reducir la inflamación.

Con la finalidad de reestablecer las funciones de las estructuras y permitir volver a una actividad normal lo antes posible, existen nuevas terapias en la rehabilitación veterinaria, como la diatermia por radiofrecuencia.

Y es que ya se han registrado resultados positivos en el campo de la fisioterapia humana, donde vienen aplicándose con éxito durante más de 30 años en dolencias como patologías inflamatorias que afectan al aparato músculo-esquelético y patologías reumáticas y reumático-degenerativas, así como en tratamientos analgésicos y mio-relajantes, tratamientos drenantes, estimulación eutrófica y tonificaciones de tejido.

Teniendo esto en cuenta, Laura Sánchez, veterinaria experta en rehabilitación del Hospital Veterinario Asturias, comparte un caso clínico en el que se aplicó esta “prometedora” técnica en una hembra esterilizada de bichón maltés de 6 años y 7kg de peso.

El animal se había derivado a rehabilitación tras someterse a una cirugía por luxación de rótula grado III en la extremidad posterior izquierda mediante técnica de trocleoplastia y transposición de tuberosidad tibial.

Seis semanas después de la intervención aún presentaba una cojera en estación de 3/5 y en marcha de 5/5, aunque no presentaba discapacidad. La perra presentaba un rango de movimiento articular (ROM) en la rodilla disminuido 60/120 grados. Además, se detectó una atrofia muscular en esta extremidad posterior con contractura en el músculo sartorio.

En general, el animal presentaba dolor intenso a la palpación y sobrecarga de los músculos antigravitatorios en la extremidad posterior sana, la derecha. Asimismo, se apreció desviación de la columna en extremidades anteriores y puntos trigger en ambos tríceps. Su grado de dolor se encontraba en una escala 3/4 en el momento inicial.

El objetivo del tratamiento fue disminuir el dolor y la sobrecarga muscular, así como mejorar el grado de movilidad que no se había conseguido con otras técnicas. Tras la aplicación sin éxito de otras terapias para la mejora del rango de movilidad, se instauró un programa de tratamiento con radiofrecuencia monopolar capacitiva/resistiva con el dispositivo Advanced Vet RCD 1.1.

Esta terapia genera un campo electromagnético a una frecuencia de 448kHz que actúa a nivel de tejidos tanto superficiales como profundos con la selección de sus modos de trabajo capacitivo y resistivo. La aplicación de esta técnica genera efectos eléctricos y térmicos sobre los tejidos, generando entre otros, efectos de analgesia, bioestimulación, drenaje, vascularización y remodelación.

Al animal se le aplicaron 2 sesiones a la semana durante las dos primeras semanas y una sesión cada 7 días durante otras dos semanas sobre el músculo sartorio y sobre la rodilla, así como otras técnicas, entre ellas la masoterapia y cinesiterapia pasiva.

Tras cuatro semanas se produjo una disminución del dolor y la sobrecarga muscular, además de una mejora en el rango de movilidad articular pasando a 45/160 grados, disminuyendo la cojera y empezando a utilizar la extremidad en la marcha.

“En este caso, la terapia con diatermia por radiofrecuencia 448kHz ha resultado de utilidad en la rehabilitación post cirugía de luxación de rótula. Más estudios en el campo de la fisioterapia veterinaria se consideran necesarios con objeto de poder proponer protocolos de aplicación ajustados a cada tipo de lesión”, concluye Laura Sánchez.

VOLVER ARRIBA