MARTES, 20 de agosto 2019, actualizado a las 4:55

MAR, 20/8/2019 | 4:55

MASCOTAS

Los expertos alertan sobre los riesgos de la leishmaniosis canina

Se estima que la leishmaniosis tiene una prevalencia del 15% en perros y hasta un 80% de los animales infectados desarrollan síntomas dermatológicos. Se celebra el Día Mundial frente a la leishmaniosis

GALERIA

Los expertos alertan sobre los riesgos de la leishmaniosis canina

Se estima que la leishmaniosis tiene una prevalencia del 15% en perros y hasta un 80% de los animales infectados desarrollan síntomas dermatológicos. Se celebra el Día Mundial frente a la leishmaniosis

Ángel Espínola - 01-06-2018 - 14:00 H

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria que, según diversos estudios, tiene una prevalencia del 15% en perros, aunque puede variar en función de la zona geográfica. Se trata de una patología sin cura que se trasmite por la picadura de un mosquito llamado flebótomo cuya actividad permanece constante durante todo el año debido al cambio climático.

Los últimos datos revelan que cerca de 385.000 perros se ven afectados anualmente por esta enfermedad y que en los últimos años en España se han detectado 700 nuevos casos de leishmaniosis en personas. Por esa razón los expertos insisten en que el cuidado preventivo es la mejor arma para combatir esta enfermedad.

Los profesionales calculan que el período de incubación de esta enfermedad puede oscilar entre los 6 y los 18 meses, tiempo en el que algunos síntomas pueden servir de alerta de la presencia de esta patología, que a su vez puede ser diagnosticada por el veterinario mediante diferentes pruebas.

Según un estudio de la Fundación Affinity, hasta un 80% de los perros infectados desarrollan signos dermatológicos, que son los que más frecuentemente se diagnostican.  Entre ellos, destaca la caída del pelo del animal, especialmente en las patas, y en zonas de la cabeza como los ojos, la nariz y las orejas. Por otra parte, la pérdida repentina de peso por parte del perro, sin que por ello pierda también el apetito, puede ser otro síntoma de la presencia de esta enfermedad en el animal, así como la aparición de heridas en la piel que tardan más tiempo de lo habitual en curarse o el crecimiento excesivo de las uñas.

DAÑO MULTIÓRGANICO Y MEDIDAS DE PREVENCIÓN

A nivel interno, la leishmaniosis, a la que están expuestas todas las razas de perros, también afecta a distintos órganos, provocando anemia, artritis e insuficiencia renal grave, según recoge un informe del Colegio de Veterinarios de Madrid que recuerda que, aunque se trata de una enfermedad que puede contagiarse a los humanos, “no se transmite de forma directa” y, dependiendo de la zona geográfica, se puede contraer se tenga o no un perro.

Como medidas preventivas ante la leishmaniosis canina, los expertos destacan el uso de productos como las pipetas o los sprays, entre otros, que suelen estar impregnados con insecticidas que repelen la presencia del mosquito y evitan su picadura. Además, los expertos del Colegio de Veterinarios de Albacete también aconsejan evitar la exposición de los animales al mosquito en los momentos de su máxima actividad, “es decir, en los crepúsculos del día y a la caída del sol, especialmente durante la primavera y el otoño”.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.