SÁBADO, 22 de febrero 2020, actualizado a las 5:11

SÁB, 22/2/2020 | 5:11

MASCOTAS

Los 5 pilares para un enriquecimiento ambiental felino eficaz

Los etólogos veterinarios señalan la importancia del enriquecimiento ambiental para los gatos. Consistente en convertir el entorno en lo más parecido al ambiente natural, gracias a él, el animal encuentra seguridad y satisfacción

GALERIA

Los 5 pilares para un enriquecimiento ambiental felino eficaz

Los etólogos veterinarios señalan la importancia del enriquecimiento ambiental para los gatos. Consistente en convertir el entorno en lo más parecido al ambiente natural, gracias a él, el animal encuentra seguridad y satisfacción

Redacción - 15-07-2019 - 13:47 H

Lo primero que destacan los etólogs veterinarios es que, para emprender un programa o protocolo de enriquecimiento ambiental, hay que transformar el entorno en algo lo más parecido al ambiente natural, donde el gato pueda desarrollar todas sus conductas propias como especie, mediante las cuales encuentra seguridad, satisfacción y realización como individuo.

Desde Etolia, expertos en etología veterinaria, explican que de todas las definiciones existentes sobre enriquecimiento ambiental (EA) se obtiene como conclusión que “constituye una medida de enriquecimiento ambiental toda aquella que hace que el gato encuentre bienestar”, incluyendo dentro del concepto de bienestar el físico, psíquico, emocional y social.

Eso sí, los etólogos advierten de que el EA “no quiere decir” que haya que “plantar árboles dentro de casa y soltar ratones”. En cambio, se puede adaptar la infraestructura del hogar, la decoración y los recursos “para que se parezca en gran medida” al hábitat natural. Esto, afirman, se puede lograr añadiendo, transformando o eliminando elementos.

Según la American Animal Hospital Association (AAHA) y la International Society of Feline Medicine (ISFM) se puede conseguir un entorno felino sano respetando al máximo cinco pilares principales de directrices de necesidades medioambientales, que sirven para adaptar el entorno de cualquier gato en cualquier situación imaginable. Es decir, estas recomendaciones se pueden seguir no solo en los hogares, sino también en clínicas veterinarias, exteriores…

Los cinco pilares son proporcionar lugares seguros, proporcionar los recursos básicos multiplicados en número (lugares de descanso/lugares de juego); proporcionar oportunidades adecuadas para juegos de caza; proporcionar contacto con el humano de manera predecible y positiva; y, por último, proporcionar un ambiente respetuoso con el sentido del olfato.

Los etólogos veterinarios destacan que las medidas “no deben aplicarse bruscamente o todas a la vez”, ya que en sí mismas “pueden representar una fuente de estrés para el animal por ser un cambio en su entorno anterior, aunque este fuera pobre o inadecuado”.

Según explican, emprender medidas de EA da como resultado “gatos más felices” y puede tener otros beneficios como aumentar el vínculo del gato con el cuidador, mejorar el manejo y la interpretación del lenguaje felino y de los signos de enfermedad, la prevención y tratamiento de problemas de comportamiento y patologías orgánicas o la prevención y disminución del estrés (sobre todo en hogares donde conviven más de un gato). Asimismo, lo señalan como un servicio de valor que pueden ofrecer las clínicas veterinarias.

Además, señalan que respetar las necesidades medioambientales requiere prestar atención también a las relaciones, tanto con gatos como con animales de otras especies, como los humanos.

En este sentido, cabe recordar que el gato ocultará generalmente lo que le pasa, ya que mantienen una conducta de esconderse o inhibirse para no aparentar vulnerabilidad ante otros, por lo que puede acabar engañando a su propio dueño.

A este respecto, recomiendan “permanecer atento siempre” ante la conducta que presente el gato y no esperar a que manifieste señales más evidentes como la agresividad o la micción fuera de la bandeja. Por lo que los etólogos aconsejan tener en cuenta las necesidades ambientales antes de adoptar o adquirir un félido.

Por último, cabe destacar que el factor “primordial” para que un gato se encuentre estable y seguro es la sensación de control de su entorno. Es decir, poder predecir, controlar y elegir lo que pueden hacer en cada momento, y dónde pueden llevarlo a cabo, y poder ocultarse cuando advierten un peligro, disminuirá el estrés del gato.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.