MARTES, 9 de agosto 2022, actualizado a la 1:03

MAR, 9/8/2022 | 1:03

MASCOTAS

Guía para mejorar la nutrición de los gatos hospitalizados

La International Society of Feline Medicine ha creado las Directrices de consenso sobre el manejo del gato hospitalizado inapetente

La inapetencia es un signo común en los gatos, así como una complicación frecuente durante la hospitalización.
La inapetencia es un signo común en los gatos, así como una complicación frecuente durante la hospitalización.

Guía para mejorar la nutrición de los gatos hospitalizados

La International Society of Feline Medicine ha creado las Directrices de consenso sobre el manejo del gato hospitalizado inapetente

Redacción - 21-07-2022 - 13:48 H - min.

La inapetencia es un signo común en los gatos, así como una complicación frecuente durante la hospitalización. Debido a que es común, es posible que no se reconozca por completo la importancia que tienen sus consecuencias negativas, incluido su impacto en la inmunidad, la curación y la salud intestinal, lo que puede provocar una recuperación tardía de la enfermedad y el alta hospitalaria.

Teniendo esto en cuenta, un grupo de veterinarios expertos, entre ellos la española Cecilia Villaverde, ha publicado las Directrices de consenso de la International Society of Feline Medicine (ISFM) de 2022 sobre el manejo del gato hospitalizado inapetente, creadas para proporcionar a los profesionales veterinarios información práctica.

Desde la ISFM advierten que, si no se abordan los problemas nutricionales, esto puede socavar y reducir la eficacia de intervenciones quirúrgicas o médicas potencialmente complejas o costosas, y el bienestar de un gato también puede verse afectado negativamente.

“Como profesionales veterinarios, debemos considerar el estado nutricional como la quinta evaluación vital después de la evaluación de la temperatura, el pulso, la respiración y el dolor, para que podamos identificar a los gatos que necesitan intervención”, añaden.

De esta forma, aconsejan realizar un historial nutricional completo, calcular los requisitos nutricionales, monitorear la ingesta de alimentos e intervenir rápidamente con estimulantes del apetito y alimentación por sonda, según sea necesario.

La Sociedad aclara que hay muchas causas de inapetencia en gatos hospitalizados más allá de la enfermedad subyacente. Algunos de ellos son los efectos adversos de la medicación, como la administración de medicamentos de sabor amargo. El estrés significativo de estar hospitalizado puede también tener un efecto negativo sobre el apetito.

El dolor, las náuseas, la dismotilidad gastrointestinal, la deshidratación y las anomalías electrolíticas también pueden contribuir a la reducción del apetito y deben controlarse para fomentar la ingesta voluntaria de alimentos.

“¡No espere! es el mensaje: en lugar de esperar que el paciente coma mañana, es importante actuar hoy y mejorar los resultados del paciente. Cualquier clínica que hospitalice gatos debe registrar la ingesta de alimentos e intervenir de inmediato cuando un gato tenga poco apetito”, defienden.

PAUTAS TAMBIÉN PARA LOS RESPONSABLES DE LOS GATOS

Las directrices abordan las causas y consecuencias de la desnutrición, cuándo y cómo intervenir, cómo reducir el estrés, el uso adecuado de los estimulantes del apetito, la colocación de sondas de alimentación y la optimización de la alimentación por sonda, y ayudan a evitar el síndrome de realimentación.

Para ayudar a las clínicas, ofrecen pautas, incluso formularios imprimibles de historial dietético y registro de sonda de alimentación, vídeos sobre la colocación de sondas naso-esofágicas/nasogástricas y de esofagostomía y un vídeo que muestra cómo cuidar a un gato con una sonda de alimentación.

Además, incluye dos guías para cuidadores, que cubren la inapetencia y la alimentación por sonda. Estos materiales accesibles ayudan a que las clínicas puedan dirigir a los titulares de los gatos la información confiable al dar de alta a un gato con una sonda de alimentación colocada.

El objetivo es proporcionar a los profesionales veterinarios la confianza para colocar sondas de alimentación y a los cuidadores información vital sobre el cuidado de los gatos con inapetencia.

“Esperamos que estas pautas y materiales adicionales hagan que la nutrición se convierta en la prioridad que debería ser para todos los gatos hospitalizados y su tratamiento continuo, y que los profesionales veterinarios y los cuidadores se sientan capacitados para brindar la nutrición que estos pacientes necesitan”, concluyen.

EL COMPROMISO DE B. BRAUN VETCARE POR MEJORAR EL BIENESTAR DE LAS MASCOTAS HOSPITALIZADAS

La hospitalización es un ámbito que incluye muchos factores a tener en cuenta para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los animales ingresados. Es por ello por lo que el sector de la salud animal trata de ofrecer también herramientas en este sentido.

Un ejemplo es la webapp bbraunteayuda.com, que tiene el seguimiento del dolor como principal factor a abordar. María Teresa Sotelo, Product Manager Junior de B. Braun VetCare, explicó a Animal’s Health en qué consiste esta herramienta.

En la nueva webapp los veterinarios podrán monitorizar y realizar el seguimiento de sus pacientes con dolor agudo (visitas rutinarias, pacientes hospitalizados, postquirúrgicos e incluso en pacientes crónicos), mediante la escala de dolor desarrollada y validada en español por la Universidad de Glasgow.

Asimismo, en el marco de este proyecto, han desarrollado protocolos (tanto para perros como para gatos) para detectar, monitorizar y hacer seguimiento en los pacientes con dolor agudo, algo que, admiten, “no siempre es fácil”.

Susana Le Brech y Marta Amat, investigadoras del Companion Animal Welfare Education Centre (CAWEC) de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, son las responsables de estos protocolos (disponibles en la web tras un registro), en los que se abordan aspectos a tener en cuenta tras una cirugía, trauma o problema asociado con dolor agudo. Además, se incluyen consejos útiles para propietarios.

VOLVER ARRIBA