DOMINGO, 20 de octubre 2019, actualizado a las 19:17

DOM, 20/10/2019 | 19:17

MASCOTAS

Avances en la detección temprana de cálculos urinarios del gato

La detección de los síntomas de los cálculos urinarios del gato, como muestras de dolor o hematuria (sangre en orina), antes de que la enfermedad avance puede evitar tener que recurrir a tratamientos agresivos, como la cirugía

GALERIA
Detectar con rapidez anomalías en gatos a la hora de orinar puede ayudar a mejorar su tratamiento.

Avances en la detección temprana de cálculos urinarios del gato

La detección de los síntomas de los cálculos urinarios del gato, como muestras de dolor o hematuria (sangre en orina), antes de que la enfermedad avance puede evitar tener que recurrir a tratamientos agresivos, como la cirugía

Redacción - 08-10-2019 - 14:15 H

El gato es un animal con tendencia a sufrir urolitiasis o cálculos urinarios. Esta afección se produce cuando la concentración de minerales en la orina es muy elevada —algo común en el gato—. Cuando ocurre esto, los minerales interaccionan entre sí creando moléculas que pueden ser estables y formar cristales urinarios en la vejiga que pueden ir creciendo hasta formar cálculos visibles a simple vista que producen problemas urinarios.

Las dos principales razones de la predisposición del gato a esta enfermedad son el hábito natural de beber poca agua y, por otro, las características de su aparato urinario, que tiende a concentrar los minerales en la orina.

Aunque algunos de los síntomas como la hematuria o presencia de orina en sangre, así como la complicación y el dolor al orinar, coinciden, es importante no confundir esta enfermedad con los cálculos renales, ya que los cálculos urinarios se desarrollan en la vejiga y los renales en el riñón, y por causas diferentes.

Algunas razas de gatos son más propensas que otras a los cálculos urinarios. Por ejemplo, el burmés y el persa son muy propensos, aunque cualquier gato que viva en interior, tenga sobrepeso y esté esterilizado puede tener cálculos urinarios en algún momento de su vida, especialmente si no recibe la alimentación adecuada.

Una alimentación adecuada incluye alimentos húmedos, ya que el aumento de la ingestión de líquidos ayuda a prevenir la sobresaturación de la orina, especialmente en los gatos que beben poca agua.

Otras medidas para favorecer el consumo de agua es que el gato tenga agua fresca y limpia disponible en todo momento, mantener limpia su arena higiénica, estimular el ejercicio y evitar tanto el estrés como el exceso de peso.

SÍNTOMAS

Algunos signos para detectar que un gato está sufriendo de cálculos en la vejiga suelen ser cambios en sus hábitos a la hora de orinar, como que lo haga con mayor frecuencia, en cantidades muy pequeñas, que empiece a hacerlo fuera de la bandeja o que incluso intente hacer el intento pero no pueda.

Otros, que como se comentaba, coinciden con afecciones distintas del aparato urinario como los cálculos en el riñón, son que el gato muestre signos de dolor, por ejemplo, lamiéndose más de lo habitual la zona genital.

Sin embargo, aunque todos estos síntomas pueden ayudar a detectar de manera temprana un caso de urolitiasis, el más inequívoco es el análisis de la orina y la presencia de hematuria, que además puede alertar de otros problemas urinarios.

El problema es que detectar la presencia de sangre en la orina a simple vista, tratando de captar tonalidades rosadas, no es fácil, pues puede incluso ser microscópica.  Para paliar esto, Royal Canin ha lanzado al mercado Hematuria detection by Blüecare, un producto específico para detectar microhematuria en la orina de los gatos.

Se trata del primer producto que no es de alimentación comercializado por Royal Canin, y supone un avance en la monitorización y detección precoz de posibles recaídas en enfermedades del tracto urinario inferior en gatos.

Hematuria detection es un producto en forma de gránulos que se esparce sobre la caja. Cuando estos entran en contacto con la orina del gato, si ésta contiene hemoglobina, los gránulos pasan de ser blancos a adquirir un color azul oscuro, que indicarán al propietario que su gato está empezando a tener un problema urinario.

Gracias a Hematuria detection el propietario podrá detectar estos signos antes de que el problema sea mucho más grave y llevar a su gato al veterinario para que lo evalúe, evitando así que su gato empeore y tenga que recibir un tratamiento mucho más agresivo, como la cirugía.

Y es que no es extraño que, una vez confirmada la presencia de cálculos urinarios, haya que extraerlos con cirugía, lo que permite analizarlos y comprobar de qué mineral están hechos para aplicar el tratamiento más adecuado, por ejemplo, una dieta para gatos con problemas urinarios.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.