MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:26

MIÉ, 20/3/2019 | 8:26

MASCOTAS

“Head-pressing”, indicativo de una enfermedad neurológica

Los veterinarios señalan que el hecho de que un perro o un gato tienda a apoyar su cabeza contra una superficie puede ser síntoma de un problema neurológico que requiera de un tratamiento de urgencia

GALERIA

“Head-pressing”, indicativo de una enfermedad neurológica

Los veterinarios señalan que el hecho de que un perro o un gato tienda a apoyar su cabeza contra una superficie puede ser síntoma de un problema neurológico que requiera de un tratamiento de urgencia

Javier López Villajos - 13-02-2019 - 12:50 H

Numerosos expertos coinciden en que cuando un animal manifiesta un comportamiento anómalo, éste puede deberse a una afección que requiera de un diagnóstico a tiempo y un tratamiento eficaz, véase el caso de la ataxia, que debido a factores como un traumatismo o una intoxicación, produce la descoordinación física del animal a la hora de caminar.

Y es que en ocasiones los dueños de mascotas pueden no darle la suficiente importancia a ciertos gestos que realiza el animal, como el simple hecho de que apoye la cabeza contra una superficie dura, ya sea una pared o un muro. Este comportamiento, advierten los veterinarios, puede ser síntoma de una enfermedad neurológica causada por múltiples factores.

Los profesionales de la clínica veterinaria Los príncipes explican que el “head-pressing”, o descrito sencillamente como el acto en que un perro o un gato apoya su cabeza contra una superficie, es un comportamiento que puede ser indicativo de que el animal sufre algún tipo de problema neurológico. 

Detallan además que este gesto, que también puede ser realizado por caballos y otros animales, busca aliviar un fuerte dolor de cabeza, de forma similar a los seres humanos cuando se llevan la mano a la frente. En cualquier caso, indican, se trata de una alarma que requiere de atención veterinaria.

  • GALERIA

    Característico comportamiento del "head-pressing"

POSIBLES CAUSAS

Los expertos señalan que el “head-pressing” puede ser el resultado de una enfermedad neurológica causada a su vez por un traumatismo craneoencefálico grave que aumente la presión intercraneal; un caso de envenenamiento debido a la ingesta de alguna sustancia tóxica que invade el sistema nervioso del animal; un trastorno metabólico como la hipernatremia que se produce a raíz de altos niveles de sodio en sangre; y un posible tumor cerebral, entre otras enfermedades que puedan afectar al cerebro del animal.

Con todo, los veterinarios indican que las razas con más predisposición a sufrir esta afección son el Yorkshire Terrier, Carlino, Bulldog Francés y Beagle.

SÍNTOMAS

Además del característico apoyo de la cabeza contra una superficie, lo cual puede causarle heridas en el cráneo, se puede observar que el animal se mantiene inmóvil, con la cola agachada o entre las patas, que su cuerpo está tenso y que incluso no reacciona ante la llamada de su dueño.

Otros de los síntomas pueden ser los movimientos de cabeza compulsivos y circulares, problemas visuales, falta de reflejos, un cambió de sus hábitos y convulsiones.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

Contemplando la posibilidad de que el “head-pressing” sea un síntoma neurológico, los profesionales recomiendan hacer una serie de pruebas, entre las que se incluyen una analítica de sangre, un examen de la retina, una resonancia magnética, una mielografía o radiografía de la médula espinal y una ecografía, además de identificar la zona donde se produce la afección, si en el sistema nervioso central o en el periférico.

En base al diagnóstico, el veterinario pautará un tratamiento diferente si se trata del resultado de un traumatismo, una intoxicación, un trastorno metabólico o una enfermedad neurológica, que en algunos casos puede requerir de una intervención quirúrgica. Es por ello que no hay un tratamiento específico para esta afección. En cualquier caso, los profesionales instan a los propietarios a que, de observar el “head-pressing” en su mascota, acudan de inmediato al veterinario para que, mediante un diagnóstico precoz, el experto pueda ofrecer al animal el tratamiento adecuado.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.