MARTES, 22 de enero 2019, actualizado a las 15:49

MAR, 22/1/2019 | 15:49

MADRID

GANADERÍA

Irregularidades en el control de la Peste Porcina Africana en China

El Gobierno Chino ha descubierto que más de 200 funcionarios habrían cometido irregularidades en el control de la Peste Porcina Africana que afecta al país, ignorando órdenes y no cumpliendo con su deber

GALERIA
Li Keqiang, Premier del Consejo de Estado de la República Popular China

Irregularidades en el control de la Peste Porcina Africana en China

El Gobierno Chino ha descubierto que más de 200 funcionarios habrían cometido irregularidades en el control de la Peste Porcina Africana que afecta al país, ignorando órdenes y no cumpliendo con su deber

Redacción - 02-01-2019 - 12:00 H

Las autoridades chinas han sancionado a un total de 223 funcionarios por no haber cumplido con su deber a la hora de intentar contener el brote de Peste Porcina Africana (PPA) que, desde su comienzo en agosto de 2018, se ha extendido a 23 provincias del país, informa hoy el portal de noticias económicas Caixin. Según un comunicado publicado por una rama provincial del Partido Comunista de China (PCCh), 181 funcionarios de las regiones de Liaoning (noreste), 14 de Anhui (este) y 28 de Hunan (centro), han sido sancionados con deméritos, advertencias o, en algunos casos, despidos.

El proceso se llevó a cabo tras una investigación del Consejo de Estado (Ejecutivo) que descubrió que, en estas tres provincias, algunos funcionarios habían ignorado órdenes y prohibiciones y no habían cumplido con sus obligaciones. Así, en Liaoning, provincia donde se detectó el primer caso del brote, algunos trabajadores públicos postergaron la aplicación de medidas preventivas o incluso ocultaron información deliberadamente.

La PPA, de alta mortalidad entre cerdos y jabalíes (la tasa puede alcanzar el 100 %, según la Organización Mundial de Sanidad Animal), pero inofensiva para humanos y otros animales, es una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que puede causar la muerte entre dos y diez días tras haber sido contraída.

El cerdo es una de las principales fuentes de alimentación del país asiático, que se sitúa como principal productor y consumidor mundial de carne de este animal. Solo en China existen unos 700 millones de cerdos. Por tanto, este brote, declarado el pasado 3 de agosto, ha supuesto una contracción del negocio de muchas cárnicas debido a las restricciones impuestas a la venta de productos porcinos. De hecho, algunas regiones como Sichuan (centro) han prohibido la importación de carne fresca de cerdo para evitar que se extienda la enfermedad.

A finales de noviembre de 2018, las autoridades revelaron que la enfermedad había obligado a sacrificar a unos 600.000 cerdos, número que probablemente haya aumentado desde entonces ya que se han seguido registrando casos en diferentes partes del país.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.