MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 16:37

MAR, 27/10/2020 | 16:37

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Nuevas recomendaciones para el diagnóstico del síndrome metabólico equino

El Grupo de Endocrinología Equina, formado por expertos veterinarios internacionales, ha actualizado las recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento del síndrome metabólico equino

Nuevas recomendaciones para el diagnóstico del síndrome metabólico equino

Nuevas recomendaciones para el diagnóstico del síndrome metabólico equino

El Grupo de Endocrinología Equina, formado por expertos veterinarios internacionales, ha actualizado las recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento del síndrome metabólico equino

Redacción - 08-10-2020 - 18:12 H

En su última reunión celebrada en junio de 2020, los expertos veterinarios internacionales que forman el Grupo de Endocrinología Equina (EEG, por sus siglas en inglés), actualizaron sus recomendaciones para el diagnóstico y el tratamiento del síndrome metabólico equino (EMS).

El grupo está formado por expertos de relevancia en el campo de la veterinaria que se reúnen cada dos años para revisar recomendaciones de diagnóstico y tratamiento basadas en nuevos hallazgos de investigación.

Recientemente, tras esta reunión el EEG ha publicado su actualización sobre el EMS, un conjunto de factores de riesgo altamente asociados con un mayor riesgo de laminitis asociada a hiperinsulinemia (HAL) y otras morbilidades. La desregulación de la insulina (ID) es una característica constante del EMS y es típico el aumento de la adiposidad.

Los factores adicionales presentes en algunos animales incluyen aumento de la adiposidad generalizada o regional, concentraciones de adipoquina e incretinas posprandiales alteradas, hipertrigliceridemia e hipertensión.

El síndrome puede coexistir con la disfunción de la pars intermedia pituitaria (PPID) en caballos mayores. Así, el EMS es el resultado de una interacción entre factores genéticos y ambientales y, por lo tanto, el riesgo de laminitis en el animal depende de la ponderación relativa de estas influencias.

Hay animales de alto riesgo genético que desarrollan EMS con solo influencias ambientales leves y otros caballos con menor riesgo genético que desarrollan EMS a través de la exposición a ambientes inadecuados (particularmente dietas con alto contenido de carbohidratos no estructurales [NSC]).

Por lo tanto, aseguran desde el EEG en el último documento de sus recomendaciones, “podría suponerse que cualquier caballo puede desarrollar EMS si se expone a suficientes factores incitantes: manejo inadecuado, exposición a factores ambientales o influencias epigenéticas en la expresión genética”.

“Ha sido un placer trabajar con médicos e investigadores de todo el mundo para coordinar nuestra investigación sobre esta condición común, que causa gran angustia tanto a los caballos como a sus dueños. El RVC tiene una larga trayectoria en la investigación de la laminitis y me enorgullece continuar con este trabajo”, ha apuntado una de las veterinarias integrantes del grupo, Nicola Menzies-Gow, profesora de Medicina Equina en el Royal Veterinary College (RVC).

Asimismo, la experta ha indicado que, “las pautas actualizadas están diseñadas para ayudar a los veterinarios equinos a identificar correctamente a los animales con síndrome metabólico equino y luego recomendar el manejo óptimo para un animal individual, basado en investigaciones de vanguardia”.

ACCEDE A LAS RECOMENDACIONES ACTUALIZADAS PARA EL DIAGNÓSTICO Y EL TRATAMIENTO DEL SÍNDROME METABÓLICO EQUINO

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.