MIÉRCOLES, 19 de junio 2024

MIÉ, 19/6/2024

EMPRESAS

Día Mundial del Cáncer: Trabajando para que haya más tratamientos oncológicos para animales

Cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, un problema que afecta a numerosos animales de compañía, en los que todavía se tiene que recurrir a medicamentos de humana

El sector de la salud animal trabaja para ofrecer alternativas a la terapia intravenosa contra el cáncer, como son los tratamientos orales.
El sector de la salud animal trabaja para ofrecer alternativas a la terapia intravenosa contra el cáncer, como son los tratamientos orales.

Día Mundial del Cáncer: Trabajando para que haya más tratamientos oncológicos para animales

Cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, un problema que afecta a numerosos animales de compañía, en los que todavía se tiene que recurrir a medicamentos de humana

Francisco Ramón López - 04-02-2023 - 08:50 H - min.

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, que tiene como objetivo prevenir millones de muertes cada año mediante la sensibilización y la educación sobre el cáncer, instando a los gobiernos y las personas de todo el mundo para que tomen medidas contra la enfermedad.

El impacto del cáncer en la salud mundial es palpable, y según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) se estima que en 2040 morirán 16 millones de personas por cáncer en todo el mundo. En España, por su parte, estiman un incremento de la mortalidad, pasando de las 112.000 personas fallecidas en 2020 a más de 159.000 en 2040.

El cáncer también afecta a perros y gatos y, aunque no hay registros, como ocurre en los humanos, sí que existen estudios epidemiológicos internacionales, que valoran que el cáncer es la causa de muerte de la mitad de los perros, con una incidencia incluso superior a la de los humanos. En cuanto a los gatos, las cifras son inferiores, pero con un mayor porcentaje de incidencia de tumores malignos.

Desde el sector de la salud animal se está trabajando para ofrecer la mayor cantidad de opciones posible a los veterinarios para tratar el cáncer en animales de compañía, y es que los propietarios los consideran uno más de la familia y cada vez están más dispuestos a afrontar los costes de tratamientos como la quimioterapia.

En el ámbito de la quimioterapia veterinaria, el tratamiento del cáncer ha estado tradicionalmente dominado por la terapia con medicamentos intravenosos, pero en los últimos años está cogiendo fuerza el formato oral de los tratamientos de quimioterapia.

En este ámbito hay ejemplos como Palladía, de Zoetis, unos comprimidos que contienen toceranib, un inhibidor multicinasa, que posee actividad antitumoral y antiangiogénica directas y está indicado para el tratamiento de mastocitomas cutáneos caninos no extirpables recurrentes.

Palladia fue en 2009 la primera terapia contra el cáncer canino en los Estados Unidos que obtuvo el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) lo aprobó para todos los estados miembro ese mismo año.

Además de los agentes anticancerígenos orales, se sigue innovando para desarrollar nuevos tratamientos en cánceres como el mastocitoma. Un ejemplo es Stelfonta, de Virbac, un nuevo medicamento aprobado en Europa en 2020 que cuenta con una nueva molécula antitumoral, el toglato de tigilanol, para tratar los mastocitomas, el cáncer de piel más común en perros.

Esta molécula permite optar por vías alternativas a la cirugía o la quimioterapia oral, que suelen ser los tratamientos de elección en los tumores de mastocitos en perros, ampliando por tanto las opciones de los veterinarios.

MEDICAMENTOS QUIMIOTERÁPICOS ORALES FORMULADOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA

A pesar de estos ejemplos, buena parte de los productos oncológicos administrados a perros y gatos son fármacos humanos. Aunque se han aprobado varios productos para tratar el cáncer en mascotas en los últimos años, la cartera de oncología registrada para su uso en animales aún es limitada.

El Laboratorio Chemovet, que inició sus actividades en agosto de 2008, está intentando cambiar esto. Centrado en la investigación, desarrollo, promoción y comercialización de medicamentos veterinarios oncológicos, trabaja para ofrecer a los veterinarios productos formulados para el tratamiento de las mascotas.

Desde Chemovet recuerdan que existen diferencias entre humanos y animales. Un ejemplo es la variación en el PH del estómago de seres humanos y el de perros y gatos, que puede hacer que medicamentos con el mismo principio activo se disgreguen y absorban de diferentes formas, esto impacta en la biodisponibilidad y en la eficacia y seguridad de dichos medicamentos en los animales.

La línea Oncovet de Chemovet tiene en cuenta parámetros fisiológicos, patológicos y límites de tolerancia de fármacos quimioterápicos para animales de compañía a la hora de desarrollar sus productos.

Esta línea incluye fármacos para tratar el cáncer como la ciclofosfamida, el clorambucilo, el imatinib, el imiquimod o el trilostano, y están indicados para más de 30 afecciones de perros y gatos con cáncer.

Asimismo, los medicamentos oncológicos en comprimidos de Chemovet poseen una laca protectora específica para medicamentos oncológicos, que protegen a la persona que administra la medicación.

Todo esto forma parte de la apuesta de este laboratorio por la quimioterapia oral pensada para los veterinarios clínicos, que así pueden presentar a sus clientes una opción más cómoda para tratar a sus mascotas con cáncer.

En este sentido, hay que recordar que la terapia intravenosa puede llegar a tener un impacto considerable en la vida de los animales de compañía y sus propietarios, que pasan una cantidad considerable de tiempo viajando y esperando en salas de espera para que sus mascotas reciban el tratamiento contra el cáncer. “Esto supone una carga importante para los pacientes y sus tutores, que puede reducirse con el tratamiento domiciliario”, asegura Guillermo Hermo, director de Chemovet.

“Es muy probable que en los próximos años continue el desarrollo y el perfeccionamiento de los tratamientos orales actualmente disponibles para el cáncer en perros, gatos y otras especies en medicina veterinaria”, concluye.

NUTRICIÓN PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA CON CÁNCER

Además de aplicar el tratamiento adecuado en animales de compañía que sufren enfermedades graves como el cáncer es importante también cuidar otros aspectos clave en su salud, como es la nutrición.

Desde el equipo de nutrición animal de la Universidad de Tufts recuerdan que lo más importante en estos casos es asegurarse de que el animal mantiene su peso, salvo en casos en los que el animal ya tuviera sobrepeso.

A este respecto, el mantenimiento del peso debe conseguirse satisfaciendo las necesidades de calorías y nutrientes esenciales de la mascota enferma. Es por esto por lo que hay que tener especial cuidado con la alimentación del animal, evitando agregar más carne y otros alimentos humanos a la comida normal de la mascota, o comenzar a preparar la comida en casa, porque esto puede provocar deficiencias de nutrientes, además de generar sobrepeso.

Por ello, no recomiendan sustituir una dieta comercial equilibrada que el animal estuviera comiendo adecuadamente y que lo mantuviera en su peso por una casera, salvo que esta sea diseñada por un veterinario experto en nutrición.

En este sentido, matizan algunas afirmaciones sobre cómo tiene que ser una dieta para perros o gatos con cáncer, en la que suele ser común que se recomiende que esta sea baja en carbohidratos. La idea que sostiene esta recomendación es que como las células cancerosas dependen del azúcar como fuente de energía, en teoría, una dieta baja en carbohidratos disminuirá el suministro de azúcar y “matará de hambre” al cáncer.

Sin embargo, aseguran que esto solo sucede a nivel bioquímico y de laboratorio, y no hay suficiente respaldo científico que demuestre una mayor tasa de supervivencia o de remisión en mascotas alimentadas con dietas bajas en carbohidratos.

Teniendo todo esto en cuenta, Hill’s Pet Nutrition ha diseñado Prescription Diet On Care, centrado en aportar los nutrientes necesarios a los animales que sufren enfermedades graves como el cáncer y que promueve que también mantengan su peso.

Esta formulación es resultado de cinco años de investigación y desarrollo y cuenta con una alta densidad calórica, estimulando además el apetito, lo que favorece una mayor ingesta de alimentos y de energía para que el animal combata el cáncer.

Asimismo, esta nueva dieta incluye su tecnología ActivBiome+, una combinación de prebióticos que nutre el microbioma intestinal, favoreciendo la motilidad intestinal, y mejorando la calidad de las heces.

VOLVER ARRIBA