VIERNES, 2 de diciembre 2022, actualizado a las 10:32

VIE, 2/12/2022 | 10:32

EMPRESAS

“Controlar en origen agentes pandémicos es más barato que lidiar con una pandemia”

El catedrático veterinario Joaquim Segalés ha participado en el Congreso Virtual de Vacunas de MSD en el que ha reflexionado sobre el uso de modelos animales en el desarrollo de vacunas y la importancia del enfoque 'One Health'

Joaquim Segalés, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), investigador del IRTA-CReSA.
Joaquim Segalés, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), investigador del IRTA-CReSA.

“Controlar en origen agentes pandémicos es más barato que lidiar con una pandemia”

El catedrático veterinario Joaquim Segalés ha participado en el Congreso Virtual de Vacunas de MSD en el que ha reflexionado sobre el uso de modelos animales en el desarrollo de vacunas y la importancia del enfoque 'One Health'

Juan León G. - 01-02-2022 - 17:40 H - min.

A lo largo de la pandemia de Covid-19 se ha podido comprobar que este virus no afecta solo a humanos. “Cada día conocemos a más especies animales susceptibles a la infección vírica de SARS-CoV-2”, ha apuntado Joaquim Segalés, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona e investigador del IRTA-CReSA durante una sesión online del Congreso Virtual de Vacunas 2022 organizado por MSD.

Segalés ha dedicado su intervención a actualizar la información sobre los modelos animales que se utilizan para el desarrollo de vacunas actualmente, sin dejar de lado el carácter transversal del enfoque ‘One Health’ (Una Sola Salud) en el campo de la investigación y experimentación.

Como ejemplos claros de estas zoonosis más prevalentes, ha indicado, están los virus MERS y SARS, sobre los que ha indicado que “tienen una dimensión ‘One Health’ clara”. Por ello, ha destacado la vacunación de dromedarios para prevenir el MERS, un proyecto en el que el IRTA-CReSA participó.

Porque, para Segalés, los animales no solo pueden ser útiles como modelos para el desarrollo de vacunas, sino que también hay que centrarse en ellos para prevenir las zoonosis antes de que ocurran. “Esto está siendo difícil, porque no se han puesto todos los argumentos y la financiación para hacer el trabajo en origen y en su lugar se ha trabajado cuando ya tenemos el problema”, ha apuntado.

En el caso del SARS-CoV-2, el veterinario ha adelantado que actualmente es difícil identificar huéspedes intermediarios entre la especie portadora y la receptora del virus, y será más complicado de descubrir que en el virus MERS, que fue más fácilmente localizable.

En este sentido, ha recalcado la importancia de hacer énfasis sobre las enfermedades transmitidas por animales, que rondan alrededor del 75% de las enfermedades emergentes, sobre las que ha instado a “indagar” especialmente en las transmitidas por vectores. De igual manera, ha recordado que también está ahí la antropozoonosis: la transmisión de virus de humanos a animales.

Joaquim Segalés durante su intervención en el Congreso Virtual de Vacunas de MSD

LA IMPORTANCIA DE LOS MODELOS ANIMALES

El investigador ha centrado su ponencia en el desarrollo de los distintos modelos animales para la elaboración de vacunas, eso sí, no como vía imprescindible para obtenerlas. Pero lo ha considerado “fundamental en algunas circunstancias” que precisan de tratamiento rápido para humanos.

Sin dejar de lado el aspecto ético en la experimentación con animales, ha valorado cómo se deriva cada vez más hacia un modelo que incorpore la variabilidad de especies, con el fin de que el producto final tenga esta característica que permita mayor efectividad.

Se sumaría a las denominadas como Tres ‘R’: reducción (cuantos menos animales, mejor); reemplazo (mejores modelos in vitro que en animales); y refinamiento (modelo experimental), que se mueven bajo las estrictas regulaciones europeas y nacionales.

A su vez, ha apostado por una aproximación interdisciplinar basada en la investigación. “En vacunas es donde más se ve esta situación. A día de hoy, no tenemos un subrogado, por lo que necesitamos tener animales para saber si se da una respuesta inmunológica adecuada para la especie humana. Pero no todas las especies animales son iguales ni van a dar el mismo resultado”, ha señalado. 

De lo que no cabe duda, ha expresado Segalés, es que la inversión en investigación para el desarrollo previo de vacunas es el camino. Por ello, ha querido finalizar el webinar con una estimación publicada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

“Prevenir pandemias futuras puede costar de entre 18 a 27 mil millones de dólares al año durante diez años. Puede parecer mucho, pero sería menos del 1% de lo que costaría desarrollar una solución una vez aparezca la pandemia”, ha afirmado. "Controlar en origen agentes pandémicos es más barato que lidiar con una pandemia”, ha concluido.

VOLVER ARRIBA