VIERNES, 21 de enero 2022, actualizado a las 11:43

VIE, 21/1/2022 | 11:43

ANIMALADAS

Descubren al misterioso ‘asesino en serie’ que mutiló a más de 400 gatos en Londres

Una investigación llevada a cabo por veterinarios forenses ha resuelto el misterio de la muerte de más de 400 gatos en Londres entre 2014 y 2018

Los rumores hacían temer que el causante de las muertes de los gatos pudiera terminar atacando a humanos.
Los rumores hacían temer que el causante de las muertes de los gatos pudiera terminar atacando a humanos.

Descubren al misterioso ‘asesino en serie’ que mutiló a más de 400 gatos en Londres

Una investigación llevada a cabo por veterinarios forenses ha resuelto el misterio de la muerte de más de 400 gatos en Londres entre 2014 y 2018

Francisco Ramón López - 07-12-2021 - 16:47 H

Una investigación del Royal Veterinary College (RVC) ha arrojado luz sobre un suceso que sacudió Londres entre 2014 y 2018, cuando el caso de más de 400 gatos encontrados muertos y mutilados en la ciudad hizo saltar las alarmas de la capital de Reino Unido.

El estudio, publicado recientemente en la revista científica Veterinary Pathology, da detalles sobre la investigación llevada a cabo por los veterinarios forenses del RVC, que participaron en una investigación junto a la policía para esclarecer este misterio.

Y es que la población estaba preocupada de que un ‘asesino en serie de gatos’ anduviera suelto, algo que podría terminar convirtiéndose también en una amenaza para los habitantes humanos de la ciudad.

Este tipo de especulaciones, llevó a la Policía Metropolitana a iniciar una investigación denominada ‘Operación Takahe’ en la que participaron investigadores veterinarios dirigidos por la profesora Henny Martineau, jefa de Patología Veterinaria Forense en el RVC.

Este grupo de veterinarios, junto con la Policía Metropolitana y la Policía de Hertfordshire, examinó los cuerpos de 32 gatos mutilados que habían sido llevados a las autoridades por ciudadanos entre 2016 y 2018 para probar la conclusión a la que llegó en su momento la investigación policial: que no había implicación humana o criminal, y poner así fin a los rumores.

El estudio de la RVC da detalles sobre el proceso que los veterinarios llevaron a cabo para demostrarlo. De esta forma, Martineau y su equipo buscaron restos de animales en los cadáveres, para lo que tomaron hisopos para analizar en busca de ADN de zorros, perros y tejones, y realizaron exámenes post mortem completos. Los resultados encontraron un vínculo claro entre los cadáveres de gatos mutilados y la presencia de ADN de zorro en los cuerpos.

También hubo una clara asociación entre heridas punzantes, consistentes con ataques de carnívoros, y los gatos fallecidos. Además, en el informe no hubo evidencia que respaldara la participación humana en su mutilación, con marcas de heridas punzantes que sugerían que 10 habían sido depredados por un carnívoro.

Mediante un examen detenido de los cadáveres, Martineau y su equipo también pudieron establecer que el patrón de mutilación de los gatos examinados era similar al patrón carroñero de los zorros en los corderos.

Para los cadáveres no asociados con la depredación, también se identificaron otras causas probables de muerte, que van desde accidentes de tráfico, insuficiencia hepática e ingestión de anticongelante. Se descubrió también que ocho de los gatos fallecidos habían sufrido una enfermedad cardiorrespiratoria en vida.

LA IMPORTANCIA DE LA VETERINARIA FORENSE

El equipo de Patología Veterinaria de RVC explica que ha estado involucrado en una variedad de casos criminales de alto perfil, y esta investigación más reciente demuestra el importante papel que pueden desempeñar los veterinarios forenses para contribuir a las investigaciones policiales, particularmente cuando puede haber especulaciones y rumores sobrevolando la investigación.

“Como profesionales veterinarios, sabemos lo difícil que es para un propietario ver fallecer a una mascota querida, especialmente en circunstancias que pueden parecer misteriosas o sospechosas. Si bien, la preocupación de la población por la seguridad de sus mascotas es totalmente comprensible, nuestra investigación sobre la muerte de estos gatos demuestra la importancia de un enfoque basado en la ciencia para investigar incidentes como este”, defiende Henny Martineau.

La veterinaria forense considera que los rumores sobre el ‘asesino en serie de gatos’ fue un buen ejemplo de la tendencia humana a seleccionar lo que quiere de los datos, y demuestra la inclinación a dejar de investigar cuando se piensa que se ha descubierto algo importante o captado un patrón en particular. “Es el trabajo de los científicos, en este caso, los patólogos veterinarios, identificar y superar ese sesgo de confirmación", destaca.

Por su parte, Stuart Orton, inspector jefe de la Policía de East Hertfordshire, señala que este caso fue “increíblemente emotivo”, pues cualquier lesión o pérdida de una mascota causa mucha angustia a los dueños.

“Si bien, aunque fue un tema de mucha especulación en internet, creemos que no hubo participación humana. Espero que este nuevo análisis brinde algo de consuelo a los propietarios que anteriormente creían que sus queridas mascotas habían sido atacadas maliciosamente. También les brinda a los compañeros encargados de hacer cumplir la ley la capacidad de revisar cualquier investigación futura desde un enfoque respaldado científicamente y basado en evidencia", concluye.

En España se ha denunciado en repetidas ocasiones la escasez de veterinarios forenses, que son fundamentales para combatir el maltrato animal y esclarecer sucesos en los que se haya producido la muerte de un animal en circunstancias sospechosas o violentas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.