JUEVES, 28 de mayo 2020, actualizado a las 16:42

JUE, 28/5/2020 | 16:42

ANIMALADAS

Dan por primera vez tratamiento veterinario en mar abierto a una orca

Un equipo internacional formado por veterinarios y biólogos ha logrado administrar, de forma pionera, un tratamiento antibiótico a una joven orca enferma en estado salvaje

La orca tratada, J50, nadando junto a su grupo en uno de los acercamientos de los científicos. Fuente: National Oceanic and Atmospheric Administration.
La orca tratada, J50, nadando junto a su grupo en uno de los acercamientos de los científicos. Fuente: National Oceanic and Atmospheric Administration.

Dan por primera vez tratamiento veterinario en mar abierto a una orca

Un equipo internacional formado por veterinarios y biólogos ha logrado administrar, de forma pionera, un tratamiento antibiótico a una joven orca enferma en estado salvaje

Javier López Villajos - 23-08-2018 - 13:25 H

Un grupo de científicos pertenecientes a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (o NOAA por sus siglas en inglés) ha conseguido tratar con éxito a un ejemplar de orca salvaje que se encontraba grave de salud. Esta es la primera vez que un animal de esta especie recibe un tratamiento veterinario en condiciones naturales.

El ejemplar de orca tratado fue J50, también llamada Scarlet, que forma parte de una población de 75 orcas en peligro de extinción que vive en el noroeste del Océano Pacífico, frente a la costa de Estados Unidos y Canadá, según informa el periódico estadounidense sobre ciencia y tecnología N+1.

Los expertos de NOAA, que monitorizan a este grupo de orcas, detectaron a principios de agosto que la hembra J50, de tres años y medio de edad, sufría pérdida de peso y aletargamiento. Dado que la cifra de ejemplares que forma dicho grupo es la menor en tres décadas por la falta de alimento y la contaminación del agua, los científicos valoraron el riesgo que J50 sufría de morir.

TÁCTICA DE APROXIMACIÓN

Por esa razón, los investigadores observaron al ejemplar de orca durante días. La bióloga Lynne Barre tuvo en cuenta tanto el comportamiento de J50 y de su grupo como las condiciones oceánicas para que la ejecución del tratamiento fuera lo más efectiva posible. “Nuestro objetivo es aprovechar una opción viable para administrarle los medicamentos necesarios”, explica Barre.

Finalmente, los expertos lograron aproximarse lo suficiente a J50 como para administrarle, mediante un dardo, una dosis de un antibiótico de larga duración, según recoge el diario The province de Vancouver. 

LA INVESTIGACIÓN CONTINÚA

Gracias a este acercamiento, los científicos también pudieron recoger muestras de las secreciones procedentes de su respiración. Tras un primer análisis en busca de bacterias y hongos, los investigadores descartaron la posibilidad de una infección respiratoria o neumonía. A pesar de ello, los expertos deben continuar la investigación dado la “preocupante” condición corporal en la que se encuentra el animal, según el Dr. Marty Haulena, veterinario jefe del Acuario de Vancouver.

Es por ello que los investigadores han pasado a centrar sus esfuerzos en observar si J50 se alimenta bien, pidiendo a quienes naveguen por la zona donde transita esta población de orcas que se mantengan a 500 metros por el bienestar del animal.  

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.