JUEVES, 9 de febrero 2023, actualizado a la 1:38

JUE, 9/2/2023 | 1:38

ANIMALADAS

Así es el MERS, la zoonosis que podría poner en jaque al Mundial de Fútbol de Qatar

Varios jugadores de la selección francesa podrían haber contraído el síndrome respiratorio de oriente medio, una zoonosis que está presente en Qatar y es causada por un coronavirus que se transmite por el contacto con camélidos

Varios jugadores de la Selección Francesa de Fútbol podrían haber contraído el síndrome respiratorio de Oriente Medio.
Varios jugadores de la Selección Francesa de Fútbol podrían haber contraído el síndrome respiratorio de Oriente Medio.

Así es el MERS, la zoonosis que podría poner en jaque al Mundial de Fútbol de Qatar

Varios jugadores de la selección francesa podrían haber contraído el síndrome respiratorio de oriente medio, una zoonosis que está presente en Qatar y es causada por un coronavirus que se transmite por el contacto con camélidos

Redacción - 15-12-2022 - 18:21 H - min.

El Mundial de Fútbol de Qatar se está viendo afectado por posibles casos, aún no confirmados, de síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), una zoonosis causada por un coronavirus que afecta a Oriente Medio y que tiene como principal reservorio a los dromedarios, pero se puede transmitir a partir de otros camélidos.

Según han transmitido medios locales, hasta tres jugadores de la selección francesa, que debería jugar la final este domingo contra Argentina, podrían estar afectados. Aunque los síntomas que se describen podrían ser de otras enfermedades, todavía sobrevuela el aviso que hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la presencia de este virus en Qatar y otros países vecinos de oriente medio antes de que se celebrara esta cita deportiva.

De hecho, el virus representa un auténtico problema de salud pública en la zona, ya que se han documentado eventos de transmisión zoonósica en curso a partir de dromedarios y se han registrado varios brotes importantes asociados a viajes.

El espectro clínico de una infección por MERS-CoV abarca desde la ausencia de síntomas (infección asintomática), o síntomas respiratorios leves, hasta enfermedades respiratorias agudas graves y la muerte.

Un cuadro típico del MERS consiste en fiebre, tos y dificultad respiratoria. La neumonía es una manifestación habitual, pero los pacientes con MERS no siempre desarrollan esta afección. También se han notificado síntomas gastrointestinales, como la diarrea.

Un cuadro grave de la enfermedad puede entrañar una insuficiencia respiratoria que requiere ventilación mecánica o soporte vital en una unidad de cuidados intensivos. Las personas mayores, las personas con sistemas inmunitarios debilitados y las personas con enfermedades crónicas, como nefropatías, cáncer, neumopatías crónicas, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y diabetes, parecen estar expuestas a un mayor riesgo de padecer un cuadro grave de la enfermedad.

La OMS recuerda que aproximadamente un 35% de los casos de pacientes notificados han fallecido, pero esta cifra podría ser una sobreestimación de la verdadera tasa de mortalidad, ya que cabe la posibilidad de que los actuales sistemas de vigilancia no detecten los casos leves de MERS.

Según datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), desde abril de 2012 y hasta el 5 de diciembre de 2022, las autoridades sanitarias de todo el mundo han notificado 2.607 casos de MERS-CoV, incluidas 944 muertes.

Desde principios de 2022 y hasta el 5 de diciembre de 2022, se han notificado seis casos de MERS-CoV en Arabia Saudita (3), Qatar (2) y Omán (1), incluida una muerte. Todos los casos fueron casos primarios y todos menos uno informaron contacto con camélidos.

VOLVER ARRIBA