SÁBADO, 25 de mayo 2024

SÁB, 25/5/2024

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Veterinarios de Castilla-La Mancha instan a alertar a los servicios oficiales ante la menor sospecha de enfermedad hemorrágica epizoótica

El Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha destaca el papel relevante de estos profesionales en la detección temprana de brotes

José Ramón Caballero de la Calle, presidente del Consejo de Colegios de Veterinarios de Castilla-La Mancha.
José Ramón Caballero de la Calle, presidente del Consejo de Colegios de Veterinarios de Castilla-La Mancha.

Veterinarios de Castilla-La Mancha instan a alertar a los servicios oficiales ante la menor sospecha de enfermedad hemorrágica epizoótica

El Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha destaca el papel relevante de estos profesionales en la detección temprana de brotes

Redacción - 19-07-2023 - 13:27 H - min.

La Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE) no es una zoonosis, y por lo tanto no se transmite a los humanos. Así lo han señalado desde el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha para tranquilizar a la población tras la detección de un caso en una explotación de bovino de Alamillo (Ciudad Real).

La EHE es una enfermedad de origen vírico infecciosa no contagiosa, que se transmite por la picadura de mosquitos culicoides. Puede afectar a rumiantes domésticos y a cérvidos silvestres como ciervos, gamos y corzos, si bien no todos los animales infectados desarrollan la enfermedad.

José Ramón Caballero de la Calle, presidente del Consejo de Colegios de Veterinarios de Castilla-La Mancha, incide en que “no se trata de una enfermedad zoonósica, por lo que no afecta a los seres humanos”.

Además, destaca “el papel relevante que tienen los veterinarios de explotación en la prevención, detección temprana y control de estas enfermedades ya que, ante la menor sospecha, son quienes alertan a los servicios oficiales para que acudan a tomar las muestras y se remitan a los laboratorios de referencia”.

En este sentido, desde el Consejo se recuerda que en el control de estas enfermedades también juegan un papel clave las administraciones, a las que demandan una mayor agilidad en la obtención de diagnósticos para poder poner las medidas oportunas lo antes posible.

La rápida detección del caso de la explotación de Alamillo demuestra el riguroso seguimiento que están realizando los servicios veterinarios de Castilla-La Mancha sobre esta enfermedad, cuyo primer foco se produjo en septiembre de 2022 en Andalucía y que ha contado con otros cuatro casos desde entonces, Córdoba, Huelva, Sevilla y Badajoz.

VOLVER ARRIBA