MARTES, 27 de febrero 2024

MAR, 27/2/2024

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

La Unión Europea declara a Baleares zona libre de lengua azul

El control de movimiento de animales de especies susceptibles y un programa de vacunación obligatorio exitoso han contribuido al hecho de que en los últimos dos años no se haya presentado ningún caso en las Baleares

El conseller de Agricultura, Pesca y Medio Natural de Baleares y el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.
El conseller de Agricultura, Pesca y Medio Natural de Baleares y el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

La Unión Europea declara a Baleares zona libre de lengua azul

El control de movimiento de animales de especies susceptibles y un programa de vacunación obligatorio exitoso han contribuido al hecho de que en los últimos dos años no se haya presentado ningún caso en las Baleares

Redacción - 26-01-2024 - 13:25 H - min.

El Comité de Sanidad Animal de la Unión Europea, reunido los días 23 y 24 de enero, a petición del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y después de la preparación de un informe completo sobre la crisis sanitaria de la lengua azul, ha declarado a las Illes Balears como zona libre de lengua azul después de confirmar que no se han detectado casos de esta enfermedad en los últimos dos años.

Una decisión que, en palabras del conseller de Agricultura, Pesca y Medio Natural se considera «muy positiva». El conseller también ha añadido que «esta declaración demuestra la buena e intensa labor que se ha hecho desde la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, con el director Fernando Fernández a la cabeza, y también desde el Servicio de Sanidad y Bienestar Animal del Govern en colaboración con el sector y con todos los veterinarios de campo adscritos a las asociaciones de defensa sanitaria ganadera».

Hay que recordar que, en 2021, el Govern balear notificó un total de 277 focos de lengua azul en las Islas: 270 en Mallorca, 1 en Menorca y 6 en Ibiza. Por este motivo, se adoptó un plan de actuación dentro de las Islas, que consistió en la implementación de las medidas de control pertinentes, con programas de vigilancia serológica, clínica y entomológica, así como el control de movimiento de animales de especies susceptibles a las enfermedades desde las zonas restringidas, y un programa de vacunación obligatorio ante diferentes serotipos.

En este sentido, y gracias a las medidas adoptadas y a la vigilancia, dos años después no se han notificado focos en las Islas y, por tal motivo, se cumplen todas las condiciones establecidas en el artículo 66.a) y en el anexo V del Reglamento Delegado 689/2020 de la Comisión Europea para ser considera una zona libre de esta enfermedad. «En el impulso y ejecución del programa de control han tenido un papel muy relevante las asociaciones de defensa sanitaria ganadera. Gracias a su implicación y a los veterinarios de éstas, el programa se ha podido desarrollar de forma mucho más ágil y efectiva», ha explicado el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández.

Al detalle, el gasto anual de la campaña de vacunación de la lengua azul en las Illes Balears es de 190.661,88 euros, a los cuales hay que añadir 315.001,48 euros en concepto de gastos de seguimiento y controles. Esta cuantía, además, se incrementa con 115.899 euros más en concepto de compra de suministros, gastos de transportes y otros contratos. Así, el gasto total anual es de 661.552,36 euros.

Esta campaña de vacunación llega a un total de 2.592 explotaciones ganaderas (204 de ganado vacuno y 2.388 de ganado ovino), lo cual significa que el número total de animales que reciben la vacuna de la lengua azul es de 270.153.

La lengua azul es una enfermedad viral infecciosa no contagiosa que afecta a los rumiantes domésticos y salvajes, provocada por un arbovirus (familia Reoviridae, género Orbivirus) que se transmite, únicamente, mediante la picadura de mosquitos infectados del género Culicoides. De este modo, la distribución y dispersión de la enfermedad depende de la distribución de sus vectores biológicos.

VOLVER ARRIBA