LUNES, 11 de diciembre 2023, actualizado a las 14:08

LUN, 11/12/2023 | 14:08

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Madrid reforzará la bioseguridad y la vigilancia tras los focos de enfermedad hemorrágica epizoótica

Entre las actuaciones de carácter preventivo que se han establecido, se realizarán censados de animales, inspecciones clínicas y toma de muestras serológicas e hisopos

Carlos Novillo, consejero de Medio Ambiente, Agricultura e Interior de la Comunidad de Madrid.
Carlos Novillo, consejero de Medio Ambiente, Agricultura e Interior de la Comunidad de Madrid.

Madrid reforzará la bioseguridad y la vigilancia tras los focos de enfermedad hemorrágica epizoótica

Entre las actuaciones de carácter preventivo que se han establecido, se realizarán censados de animales, inspecciones clínicas y toma de muestras serológicas e hisopos

Redacción - 22-08-2023 - 17:11 H - min.

La Consejería de Medio Ambiente, Agricultura e Interior de la Comunidad de Madrid ha confirmado los dos primeros focos de enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE) en la región, una enfermedad vírica infecciosa no contagiosa transmitida por vectores, que afecta a rumiantes domésticos y salvajes. Los ejemplares afectados, de bovino de carne, se encontraban en una explotación del municipio de Navalafuente con 170 animales y en otra de Horcajuelo con 69.

Tras el análisis realizado en el Laboratorio Regional de Sanidad Animal conforme a métodos de muestreo y evaluación de resultados, y con la confirmación del Laboratorio Central de Veterinaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), se ha determinado que el patógeno era el virus causante de la enfermedad hemorrágica epizoótica, que pertenece a la familia Reoviridae, género Orbivirus.

En el ganado vacuno puede producir clínica moderada y autolimitante durante unas dos semanas (fiebre, anorexia, disfagia, emaciación, estomatitis ulcerosa, cojera, dificultad respiratoria y eritema de la ubre). Su período de incubación es de 2 a 10 días.

Pese a que desde la Comunidad de Madrid señalan una “escasa capacidad de contagio”, adelantan que la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación va a reforzar la bioseguridad y la vigilancia en las explotaciones de bovino, de forma que se identifique lo antes posible cualquier sospecha relacionada con este virus.

Entre las actuaciones de carácter preventivo que se han establecido, además de la comunicación permanente con el MAPA, se realizarán censados de animales, inspecciones clínicas y toma de muestras serológicas e hisopos en las instalaciones inscritas en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA) de los municipios cercanos a donde se ha encontrado los ejemplares afectados. También se informará a los ganaderos para que refuercen las medidas de bioseguridad.

La Comunidad de Madrid subraya que no es una enfermedad zoonósica (de transmisión a humanos), por lo que las medidas se establecen de manera preventiva y se suman a los controles habituales que se realizan habitualmente en materia de seguridad animal.

VOLVER ARRIBA