MIÉRCOLES, 28 de septiembre 2022, actualizado a las 18:10

MIÉ, 28/9/2022 | 18:10

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Galicia recomienda medidas para mantener su estatus libre de tuberculosis

La Xunta ha invertido más de 61 millones de euros en salud animal en cinco años y defiende que el esfuerzo presupuestario, entre otros, ha supuesto declaración de Galicia como libre de tuberculosis bovina

José Balseiros, director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias de Galicia.
José Balseiros, director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias de Galicia.

Galicia recomienda medidas para mantener su estatus libre de tuberculosis

La Xunta ha invertido más de 61 millones de euros en salud animal en cinco años y defiende que el esfuerzo presupuestario, entre otros, ha supuesto declaración de Galicia como libre de tuberculosis bovina

Redacción - 18-02-2022 - 11:39 H - min.

La Xunta de Galicia ha invertido más de 61 millones de euros en sanidad animal en los últimos cinco años. Así lo ha destacado este 18 de febrero el director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, en respuesta a una pregunta en la Comisión 7ª del Parlamento gallego.

En su intervención, Balseiros explicó que esta cifra se deriva de la suma de diferentes partidas. Por un lado, fondos para programas de producción y sanidad animal (alrededor de 37,6 millones de euros entre 2017 y 2021) y ayudas para compensar el sacrificio obligatorio de animales (4,5 millones de euros en el mismo periodo). También, las subvenciones adicionales para la reposición de animales sacrificados (1,3 millones), los costes de suministro de reactivos, materiales y equipos de laboratorio (7 millones) y las ayudas a las agrupaciones de sanidad ganadera (ADSG), por importe de 10,7 millones de euros en ese periodo.

En esta línea, el director general ha señalado que todo este esfuerzo presupuestario se ha traducido, entre otras mejoras, en la reciente declaración de Galicia como región libre de tuberculosis bovina. En relación a este logro, Balseiros señaló que además de los beneficios para la salud pública de la población en general y la salud animal en particular, también representa una clara ventaja comercial para el sector.

Así, Balseiros indicó que Galicia tiene ahora una buena oportunidad para convertirse en una región exportadora de animales y productos sanitarios de alta calidad, además de genética y productiva. La clave, añadió el director general, es recrear la propia finca y comprar "local".

MEDIDAS PREVENTIVAS FRENTE A LA TUBERCULOSIS BOVINA

En cualquier caso, José Balseiros también afirmó que el carácter crónico e insidioso de esta enfermedad hace que aún sea necesario que el sector ganadero siga realizando medidas que garanticen el mantenimiento del estatus alcanzado.

El riesgo, defendió, se puede minimizar con medidas preventivas precisas. Entre ellas se encuentran evitar, en la medida de lo posible, la entrada de ganado ajeno al rebaño, así como evitar que dicho rebaño entre en contacto con otros animales no emparentados u otras especies. En este sentido, ha recordado que las razas de carne autóctonas de Galicia ofrecen en la actualidad las máximas garantías sanitarias y gozan de una calidad cárnica contrastada.

Otra medida preventiva aconsejada por el director general es la crianza de ganado del propio rebaño, como opción más segura e inteligente. El asesoramiento de personal formado y especializado o la integración de la explotación en una Asociación de Defensa Sanitaria del Ganado son otras de las recomendaciones trasladadas por Balseiros, así como el establecimiento de medidas de bioseguridad e higiene en la explotación.

La Consejería de Medio Rural, según ha explicado el director general, mantendrá una estrategia integrada de prevención, con medidas de vigilancia activa de la infección, como el control anual de los rebaños de riesgo o el seguimiento y muestreo tanto de los bovinos identificados como de especial interés epidemiológico a partir de animales de determinadas zonas de alta prevalencia. Asimismo, con medidas de vigilancia pasiva, enfocadas básicamente a reforzar la vigilancia y detección de lesiones compatibles con tuberculosis en animales sacrificados en mataderos de la comunidad autónoma.

VOLVER ARRIBA