JUEVES, 9 de febrero 2023, actualizado a la 1:21

JUE, 9/2/2023 | 1:21

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Cataluña agradece el trabajo de los veterinarios para conseguir el estatus libre de tuberculosis bovina

Los programas de erradicación de tuberculosis bovina en Cataluña han logrado que la región haya sido declarada libre de la enfermedad

Teresa Jordà, consejera de Agricultura de Cataluña.
Teresa Jordà, consejera de Agricultura de Cataluña.

Cataluña agradece el trabajo de los veterinarios para conseguir el estatus libre de tuberculosis bovina

Los programas de erradicación de tuberculosis bovina en Cataluña han logrado que la región haya sido declarada libre de la enfermedad

Redacción - 25-01-2023 - 09:57 H - min.

Tal y como informaba recientemente Animal’s Health, la Unión Europea ha declarado Cataluña como zona oficialmente libre de tuberculosis bovina, una enfermedad crónica que afecta al ganado vacuno, así como a otros animales domésticos y salvajes.

Este reconocimiento, han destacado desde el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de Cataluña, es “fruto del esfuerzo y el trabajo conjunto del sector”, desde ganaderos hasta la Administración, empresas, laboratorios, principalmente el IRTA-CReSA, y, "muy particularmente, del personal veterinario habilitado de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria y los Servicios Veterinarios Oficiales que durante más de 30 años de programas de erradicación de la enfermedad han estado trabajando intensamente para alcanzar este objetivo".

Por todo ello, desde el Departamento han reconocido el esfuerzo y la dedicación del sector durante todos estos años de lucha frente a la enfermedad.

El Departamento de Acción Climática es el responsable de la ejecución de los programas sanitarios de las enfermedades de los animales, entre los que se incluye el de vigilancia, lucha, control y erradicación de la tuberculosis bovina, coordinado por el Servicio de Prevención en Salud Animal.

Con la consecución de este nuevo estatus sanitario, que entra en vigor el 26 de enero de 2023, Cataluña inicia una nueva fase de vigilancia de la enfermedad, en la que la colaboración entre la Administración y el sector seguirá siendo una pieza clave para el mantenimiento de este estatus, en el que habrá que demostrar que el 99,8% de granjas y el 99,9% de los bovinos se mantienen libres de la enfermedad.

Este nuevo reto logrado se suma al ya conseguido en 2017, cuando Cataluña fue declarada oficialmente indemne de brucelosis bovina. Asimismo, habrá que continuar trabajando para hacer frente a nuevos retos sanitarios en el sector vacuno de la misma forma que se ha hecho con estas dos enfermedades.

EL MANTENIMIENTO DEL ESTATUS REQUERIRÁ UNA VIGILANCIA AÚN MÁS ESTRICTA

La línea de investigación de Tuberculosis del IRTA-CReSA, dentro del programa Sanidad animal, investiga la enfermedad y sus medidas de control y prevención. También participa activamente en el desarrollo e implementación de los programas de vigilancia, control y erradicación de la tuberculosis animal en Cataluña, en el diagnóstico anatomopatológico, inmunológico y bacteriológico de micobacteriosis y también en la formación de los agentes implicados en estos programas (sector ganadero, veterinarios y administración pública).

“La colaboración entre la Administración y el sector seguirá siendo una pieza clave para el mantenimiento de esta situación, en la que habrá que demostrar que el 99,8% de granjas y el 99,9% de los bovinos se mantienen libres de la enfermedad”, afirman.

Según Bernat Pérez de Val, investigador del IRTA-CReSA en Tuberculosis “este nuevo estatus supone que las diferentes medidas que se han ido implementando a lo largo de los últimos años han surtido efecto, pero al mismo tiempo representa un gran reto de futuro”. “El mantenimiento de este estatus requerirá una vigilancia aún más estricta de la enfermedad no sólo en la especie bovina sino también en sus otros reservorios domésticos y silvestres (como la cabra y el jabalí)”, destaca.

Enric Vidal, investigador del IRTA-CReSA, añade también que “a partir de ahora toma fuerza el papel de la vigilancia pasiva de la enfermedad a nivel de mataderos”. “Desde el Servicio de Apoyo a Mataderos del IRTA-CReSA (www.sesc.cat) financiado por la ASPCAT, se potencia este aspecto del programa, que cada año permite detectar un importante número de brotes en animales domésticos y de caza”, concluye.

VOLVER ARRIBA