LUNES, 6 de julio 2020, actualizado a las 10:00

LUN, 6/7/2020 | 10:00

REDACCIÓN

Piden un año de cárcel para dos veterinarios por maltrato animal

La Fiscalía y la acusación popular piden un año y un año y tres meses para dos veterinarios acusados de realizar un gran número de eutanasias en una protectora de Gipuzkoa.

Piden un año de cárcel para dos veterinarios por maltrato animal

Piden un año de cárcel para dos veterinarios por maltrato animal

La Fiscalía y la acusación popular piden un año y un año y tres meses para dos veterinarios acusados de realizar un gran número de eutanasias en una protectora de Gipuzkoa.

EFE - 24-04-2018 - 14:00 H

La Fiscalía y la acusación popular han mantenido sus peticiones de un año y un año y tres meses de prisión, respectivamente, para los dos veterinarios de la Protectora de Animales de Gipuzkoa acusados de un delito de maltrato animal por el que también les reclaman tres años de inhabilitación profesional, mientras que la defensa ha solicitado la libre absolución de sus clientes.

El Ministerio Público y la acción popular, que ejerce la asociación animalista Ekilur Jurídica, entienden que ambos procesados llevaron a cabo muertes "masivas" de perros y gatos entre los años 2010 y 2013, en algunos casos sin aplicarles "el sedante previo preceptivo".

Los acusados, por su parte, niegan haber practicado "eutanasias masivas" de animales y mantienen que todos los sacrificios que realizaron estaban justificados.

En la quinta y última sesión de este juicio, celebrada en el Juzgado de lo Penal número 3 de San Sebastián, han declarado tres testigos de la defensa (el exjefe de Servicio de Salud Pública y Bienestar Animal del Ayuntamiento donostiarra, una veterinaria municipal y una trabajadora de la Protectora de Animales) y un perito propuesto por la defensa como experto en "medicina felina".

El primero de estos testigos, el exjefe de Servicio de Salud Pública del Ayuntamiento donostiarra ha afirmado que las instalaciones de la Protectora de Animales de Gipuzkoa son "modélicas" y probablemente "de lo mejor que hay en España en estos momentos", al tiempo que ha rechazado tajantemente la posibilidad de que este lugar haya podido acoger "animales clandestinos".

Este testigo ha negado asimismo la existencia de "sacrificios masivos" de perros y gatos, algo de lo que, según ha explicado, de haberse dado se habría enterado “inmediatamente", al tiempo que ha recordado que en el consistorio no se recibió ninguna "denuncia" o "queja" en este sentido.

Respecto al uso de residencia canina para perros particulares que se hacía de esta instalación, el exjefe de Salud Pública municipal ha comentado que en el consistorio estaban "informados" de ello, si bien no era algo de su "incumbencia" ya que el Ayuntamiento sólo era su cliente y esta actividad "no interfería" con el contrato municipal de servicios.

A este respecto, ha dicho que resulta "totalmente falso" que en la protectora se llevaran a cabo sacrificios de perros para hacer sitio a los animales que iban a ocupar una plaza de pago en el hotel canino, algo que, según ha comentado, "no se podría tolerar".

Este hombre, veterinario de profesión, ha dicho también que no resulta "obligatorio por ley" aplicar a todos los animales un medicamento sedante previo a la eutanasia, ya que "hay que ver cada caso concreto", lo que se trata es que "el animal no sufra" y no es igual un perro agresivo o tranquilo, por lo que queda bajo la "responsabilidad" del veterinario administrarlo o no.

El testigo ha insistido además que en la Protectora de Animales se han respetado los plazos legales para llevar a cabo los sacrificios de animales, salvo en casos "anecdóticos" como en las oportunidades en las que algún perro o gato ingresó herido tras un atropello.

RECHAZAN QUE HUBIERA EUTANASIAS MASIVAS

La veterinaria municipal, que se encargaba de hacer inspecciones periódicas sin previo aviso a la Protectora, ha declarado en el mismo sentido que su superior, ya que ha dicho que no le constan sacrificios masivos ni que el funcionamiento del hotel canino afectara al resto de animales que se encontraban en las instalaciones.

La trabajadora de la Protectora, por su parte, ha rechazado la existencia de eutanasias masivas, pero ha recordado que en una ocasión se sacrificó una camada de nueve cachorros de mastín y ha admitido que en dos oportunidades ella misma eutanasió a dos gatos, a pesar de no tener el título de veterinaria, por indicación de uno de los acusados.

Finalmente, el experto en medicina felina propuesto por la defensa ha mantenido que el método aconsejado para la eutanasia de animales es la administración de una sedación previa antes del barbitúrico o la anestesia en una dosis letal que debe aplicarse "poco a poco" hasta acabar con la vida del ejemplar sin sufrimiento.

Este especialista ha precisado que la "única excepción" a este procedimiento se produce cuando el animal se encuentra "inconsciente" previamente, si bien ha reconocido que no existe un "protocolo obligatorio" de actuación.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.