VIERNES, 18 de octubre 2019, actualizado a las 11:38

VIE, 18/10/2019 | 11:38

REDACCIÓN

Los veterinarios andaluces recurrirán la norma de subproductos de caza

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios considera que el Real Decreto aprobado por el gobierno deja en manos de los cazadores acciones que hasta ahora realizaban los veterinarios, dada su importancia para la salud pública.

GALERIA

Los veterinarios andaluces recurrirán la norma de subproductos de caza

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios considera que el Real Decreto aprobado por el gobierno deja en manos de los cazadores acciones que hasta ahora realizaban los veterinarios, dada su importancia para la salud pública.

Redacción - 02-03-2018 - 11:00 H

La Comisión de Salud Pública del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios ha aprobado elevar a la Comisión Ejecutiva que recurra el Real Decreto 50/2018 sobre los subproductos animales no destinados a consumo humano y de sanidad animal en la caza mayor.

Los miembros de la Comisión quieren que se recurra el decreto ante el Contencioso Administrativo, ya que los colegios veterinarios están en contra  de que las funciones de los Servicios Veterinarios las pueda realizar un cazador con formación en sanidad animal, como señala el texto legal.

Concretamente, señala el Consejo en un comunicado, esta normativa establece las medidas a tomar para controlar los residuos (vísceras, pieles o cuerpos de animales) de la caza que no se destinan a consumo humano, con el fin de evitar la transmisión de enfermedades de origen animal.

“Hasta ahora, eran los veterinarios autorizados los que decidían qué se tenía que hacer con estos subproductos, si debían de ir a una planta de destrucción de subproductos o si podían ir a la cadena alimentaria animal. Ahora, esto lo puede hacer un cazador que tenga formación en la materia”, señala el presidente del Colegio de Veterinarios de Córdoba, Antonio Arenas, en el informe aportado en la Comisión.

Los miembros coinciden en señalar que la situación no sólo supone una degradación de la profesión veterinaria, cuya formación en sanidad animal ocupa al menos el 40% de la carrera universitaria, sino que, como indica Arenas, pueden suponer un peligro para la salud pública puesto que “algunos de estos subproductos, como los llamados Sandach de tipo 1, son altamente peligrosos para el ecosistema, para las especies y para las personas”.

La comisión también analizó el convenio de formación con la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) con el objeto de renovarlo en 2018, según el análisis previo de la demanda y del coste/oportunidad por alumno y se dieron los últimos retoques a los detalles de organización del II Congreso Andaluz de Salud Pública Veterinaria que se celebra los días 24 y 25 de mayo en Cádiz y que reunirá a los máximos exponentes en la materia de España y Europa.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.