LUNES, 6 de julio 2020, actualizado a las 10:36

LUN, 6/7/2020 | 10:36

REDACCIÓN

Cuidados para evitar otitis en perros debido a la lluvia

Es frecuente que tras los paseos bajo la lluvia los perros acumulen humedad en sus oídos pero de no limpiarse y secarse de forma correcta se les puede originar una incómoda otitis

Cuidados para evitar otitis en perros debido a la lluvia

Cuidados para evitar otitis en perros debido a la lluvia

Es frecuente que tras los paseos bajo la lluvia los perros acumulen humedad en sus oídos pero de no limpiarse y secarse de forma correcta se les puede originar una incómoda otitis

Javier López Villajos - 02-03-2018 - 14:00 H

Es común que los perros acaben empapados tras un paseo bajo la lluvia pero donde hay que prestar especial atención durante el secado es en sus oídos ya que, de permanecer húmedos, pueden llegar a sufrir una otitis que es, básicamente, la inflamación de su delicado oído.

Diferentes fuentes veterinarias apuntan que, si bien este problema se da en la mayoría de razas, son aquellas que tienen las orejas hacia abajo las que curiosamente corren más riesgo de acumular humedad.

Los dueños suelen utilizar bastoncillos para los oídos para limpiar y secar los del perro aunque no es recomendable según los expertos ya que, a pesar de hacerse de forma lenta y cuidadosa, se corre el riesgo de dañar el aparato auditivo del perro que, durante la práctica, no estará quieto dada su incomodidad.

CASO CLÍNICO

La otitis puede afectar al tímpano o al conducto auditivo externo según los profesionales veterinarios, quiénes señalan que, entre los síntomas, puede generar un olor intenso y desagradable, gran cantidad de pus y cerumen, lesiones por rascado, malestar generalizado o incluso cambios de comportamiento.

Los expertos recomiendan que si se observa que el perro sacude demasiado la cabeza o muestra signos de dolor, se acuda al veterinario para que confirme la presencia de otitis mediante una otoscopia, que se trata de un simple examen visual del interior del oído.

Tras el diagnóstico, una de las recomendaciones que el veterinario puede dar es lavar con suero fisiológico el oído del perro. Con la ayuda de una jeringuilla, se administra una pequeña dosis de suero en el oído del perro y sujetando su cabeza para que no se sacuda, se frota el oído durante unos segundos antes de que el perro lo elimine con la sacudida. De esta forma, se depurará el conducto auditivo. Otras de las sugerencias que hacen los expertos es recortar el pelo que hay cerca del oído del perro ya que demasiada cantidad permite una mayor acumulación de suciedad.

Puedes leer más recomedaciones para evitarle otras dolencias a tu mascota durante el temporal de frío.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.