VIERNES, 18 de octubre 2019, actualizado a las 10:36

VIE, 18/10/2019 | 10:36

REDACCIÓN

Córdoba rinde homenaje a la primera veterinaria española

Una calle de Córdoba llevará el nombre de María Cerrato Rodríguez, primera mujer veterinaria de España

GALERIA

Córdoba rinde homenaje a la primera veterinaria española

Una calle de Córdoba llevará el nombre de María Cerrato Rodríguez, primera mujer veterinaria de España

Alfonso Neira de Urbina - 21-11-2018 - 12:00 H

El Ayuntamiento de Córdoba ha decidido homenajear a la primera mujer veterinaria de España, María Josefa de los Reyes Cerrato Rodríguez, mediante la inclusión de su nombre en el callejero de la capital andaluza. La calle dedicada a esta pionera de la veterinaria estará situada en la que hasta el momento era conocida como calle Joaquín López Huici, en Ciudad Jardín.

Seis años antes de que las mujeres pudiesen votar por primera vez en España, derecho reconocido por la Constitución de la II República de 1931, María Cerrato Rodríguez logró un hito en la veterinaria española, fue la primera mujer en obtener el título de la entonces conocida como Escuela Oficial de Veterinaria de Córdoba, convirtiéndose en la primera mujer española en acceder a la profesión veterinaria.

UNA MUJER ALTAMENTE FORMADA: PRIMERA VETERINARIA ESPAÑOLA

Cerrato fue una alumna ejemplar y su trayectoria es reseñable, ya que consiguió varios logros, más impresionantes aún por ser mujer en una época en la que las oportunidades no eran las mismas para los hombres que para las mujeres. De hecho, consiguió que la mujer entrase a formar parte de la profesión veterinaria, un logro que no era sencillo por aquellos tiempos. Es más, la extremeña tuvo que pedir un permiso especial al Ministerio de Instrucción Pública para cursar los estudios de veterinaria, ya que no estaba permitido que las mujeres accedieran a ellos.

Las mujeres podían acceder a los empleos públicos desde 1918, pero no a todos. Antes de que Cerrato y otras pioneras diesen ejemplo con su dedicación, solo podían acceder como maestras y otras funciones similares, pero siempre dentro del Ministerio de Instrucción Pública.

La primera veterinaria española era hija y nieta de veterinarios y en un primer momento parecía que acabaría siendo profesora, una profesión en la que había una alta presencia femenina si se compara con otras de la época, más aún si se tiene en cuenta que las mujeres no habían accedido a la mayor parte de las profesiones.  Al terminar el bachillerato en Badajoz,  Cerrato obtuvo el título de bachiller y consiguió por oposición la plaza de maestra.

Pero María Josefa Cerrato no estaba destinada a la enseñanza, o por lo menos no de forma exclusiva. Cerrato pidió una excedencia y empezó a preparar el acceso a la Universidad de Sevilla (1921), cursó los tres primeros años de la Licenciatura de Farmacia en Granada y en 1924 pagó los derechos de examen en la Escuela Especial de Veterinaria de Córdoba, donde obtuvo el título al año siguiente.

PRIMERA VETERINARIA ESPAÑOLA, MAESTRA Y FARMACÉUTICA

La primera mujer veterinaria de España ejerció como inspectora municipal en Calamante, donde también tiene una calle, desde 1926 hasta 1967, año de su jubilación. Además, debido a su extensa trayectoria académica, también trabajó en el mismo pueblo, y de forma simultánea, como maestra y farmacéutica, ya que esta última carrera la había terminado en la Universidad de Santiago de Compostela.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.